Desde hace unos días, tras conseguir el tercer grado, Iñaki Urdangarin (53 años) está disfrutando de semilibertad y su familia. Sin embargo, sigue manteniendo su voluntariado en el Centro Hogar Don Orione, donde este jueves lo han sorprendido unos seguidores.

Noticias relacionadas

Al salir, Iñaki Urdangarin se ha encontrado con varios fans que lo esperaban en la puerta del centro para pedirle la firma de un autógrafo. El que fuera duque de Palma, asombrado, ha accedido a las peticiones de sus seguidores y los ha atendido con mucho gusto. El marido de la infanta Cristina (55), además, se ha fotografiado junto a estos personajes anónimos que deseaban capturar este momento que coincide con la recuperación de su normalidad.

Urdangarin ha dado así la impresión de ser una estrella, como en el pasado, cuando triunfó en el mundo del deporte entre 1986 y 2000. El exduque de Palma competía en la selección de balonmano del F.C Barcelona, con el que ganó varias copas de Europa y ligas ASOBAL. Además, con la selección española obtuvo dos medallas de bronce en los Juegos Olímpicos. 

Iñaki Urdangarin, a la salida de Don Orione, el pasado 20 de enero. Gtres

El pasado 20 de enero, el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria nº 1 de Castilla y León concedía el tercer grado penitenciario a Iñaki Urdangarin, condenado a cinco años y 10 meses de cárcel por corrupción en el caso Nóos. En este sentido, se determinaba que trabajaría fuera de prisión, regresando al centro para dormir y disfrutando de su libertad todos los fines de semana.

El día que se dio a conocer esta noticia, Urdangarin se dirigió hasta la casa de su cuñada, la infanta Elena (57), para reencontrarse con gran parte de la familia. Entre ellos, uno de sus hijos, Miguel Urdangarin (18), quien se mostró especialmente emocionado a su llegada. Tras una jornada llena de alegría, el cuñado del rey Felipe (52) abandonó y el domicilio que ahora figura como su dirección postal. 

Aunque regrese por obligación cada noche al Centro de Inserción Melchor Rodríguez García de Alcalá de Henares para pernoctar, el marido de la infanta Cristina ha tenido que presentar un hogar de arraigo. Según desveló Europa Press, el domicilio que Iñaki Urdangarin ha presentado para poder disfrutar de su tercer grado penitenciario no es otro que el de su cuñada, la infanta Elena.

Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina, en Vitoria. Gtres

De esta manera, la primogénita de los Reyes eméritos ha demostrado la estrechísima relación que la une a su cuñado, a quien ha abierto las puertas de su piso situado en la zona de El Retiro, a donde Iñaki Urdangarin acude puntualmente cada tarde tras concluir su jornada laboral en el Centro Hogar Don Orione de Pozuelo de Alarcón, lugar en el que este jueves ha sido sorprendido por sus fans.

Vacuna de la Covid

El 2021 ha empezado con buenas noticias para Iñaki Urdangarin. Además de recibir el tercer grado, ya cuenta con la primera dosis de la vacuna contra la Covid-19. Se le ha suministrad debido a su contacto estrecho con población de riesgo, con quien realiza labores de apoyo físico y psicológico.

Hace una semana, hasta el Centro Hogar Don Orione se desplazó el equipo médico encargado de vacunar en la Comunidad de Madrid. Los responsables portaban las cajas con las primeras dosis para el personal que trabaja en el Hogar, entre el que se encuentra Iñaki Urdangarin

[Más información: Urdangarin está viviendo en casa de la infanta Elena de Borbón y dio su domicilio para salir de la cárcel]