La infanta Elena (56 años) ha reaparecido en Madrid después de varios días fuera de la capital, y es que decidió poner tierra de por medio cuando el rey Juan Carlos (82) anunció su marcha de España. La infanta Elena ha demostrado una vez más que es el principal apoyo de su padre Tras hacerse público la tarde del 3 de agosto, la decisión del emérito de abandonar España, por lo que la hermana mayor del actual Rey decidió alejarse de la polémica.

Noticias relacionadas

Precisamente, mientras todavía gran parte de nuestro país se pregunta dónde se encuentra el rey emérito y se especula con posibles destinos y con la presencia de una entrañable amiga acompañándole en su 'exilio', su primogénita no se esconde y se deja ver en la capital, compartiendo una relajada comida con un grupo de amistades.

Mientras se conocía la histórica decisión del monarca, la duquesa de Lugo se encontraba fuera de Madrid, manteniéndose apartada de una dolorosa decisión que le afecta tanto a ella como al resto de la Familia Real. Ahora, días después, la hemos vuelto a ver de regreso, tras pasar unos días con su amiga Rita Allende-Salazar en su finca de Segovia y, posteriormente, con su hermana la infanta Cristina (55), y su familia política, en Bidart.

La infanta Elena, saliendo de un restaurante en Madrid tras su abandono de la capital. Europa Press

Sin esconderse y dando la cara, Elena de Borbón disfrutó de un almuerzo con amigos en un conocido restaurante de Madrid. Muy elegante, lució pantalón azul, chaqueta azul de manga corta y mocasines. Completó su look con sombrero borsalino, bolso de Prada y oscuras gafas de sol. No faltó en su estilismo la mascarilla quirúrgica, obligatoria a causa de la Covid-19.

Aunque no quiso desvelar dónde se encuentra el rey emérito ni cómo se encuentra ella ante la decisión de su padre de abandonar España, se la vio tranquila y relajada disfrutando de un momento de ocio con su gente querida.

Mientras se conocía la histórica decisión de Juan Carlos, Elena se encontraba fuera de Madrid, manteniéndose apartada de una dolorosa decisión que le afecta tanto a ella como al resto de la Familia Real. Según diversas fuentes, la hermana del rey Felipe VI (52) se encontraba en aquel momento descansando en Palma de Mallorca junto a su madre, la reina Sofía (81), y su tía Irene de Grecia (78). 

Fue hace apenas unos días, cuando la infanta Elena se marchó a Mallorca para acompañar a su madre en la ciudad que se ha convertido en su destino vacacional durante años. Ellas fueron las primeras de la familia en llegar, y días más tarde aterrizaron en la isla los reyes Felipe y Letizia (47) junto a sus hijas, tras finalizar su gira por las comunidades autónomas.

[Más información: La infanta Elena abandona Madrid tras el histórico anuncio del rey Juan Carlos]