La infanta Sofía (13 años) ha retomado sus clases. Este viernes, dos días después que su hermana Leonor (14), la hija menor de los Reyes ha llegado al Santa María de los Rosales para comenzar el curso de segundo de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO). Junto a ella ha estado la Princesa de Asturias, que comenzó el colegio este miércoles, y la reina Letizia (47), quien fue la gran ausente en la vuelta al colegio de la heredera al trono.

La infanta Sofía, en su llegada al colegio. Gtres

Noticias relacionadas

Ha sido a las 8:30 horas cuando Sofía ha llegado al Santa María de los Rosales, de copiloto en un coche conducido por Letizia, cuyo rostro ha demostrado que podría continuar enfadada. ¿La razón? Según pudo saber JALEOS, la Reina ha estado disgustada por el tema de la entrada del colegio de la princesa de Asturias.

Mientras Felipe acompañaba a Leonor en su primer día de clases, Letizia trabajaba en su despacho de Zarzuela con un buen enfado. A la Reina no le gusta exponer a sus hijas más de lo necesario ante los medios de comunicación y ella consideraba que las fotos a la entrada del centro educativo no eran imprescindibles. Una discusión que comenzó a finales de la semana pasada.

Felipe VI consideraba que las fotos eran una buena idea para dar un mensaje de normalidad y seguridad a todos los padres españoles. Pero su mujer, la reina Letizia, no pensaba lo mismo. La experiodista argumentaba que si su hija pequeña, Sofía, comenzaba dos días después, podrían esperar a ese día y aparecer los cuatro juntos. Eso sí, sin bajarse del coche en ningún momento, ya que la recomendación de la dirección de la escuela para este curso es que los alumnos acudan solo junto a un acompañante como medida de precaución, el cual no puede entrar a las instalaciones.

Finalmente, ha sido la opción del Rey la que se ha llevado a cabo, con el consiguiente enfado de su mujer, quien hoy cambió los papeles con el monarca y se encargó de llevar a sus hijas al colegio sin quitar el gesto de incomodidad que la ha acompañado durante la semana. 

Letizia se ha mostrado enfada en la vuelta al colegio de la infanta Sofía. Gtres

Este viernes, tras bajarse del vehículo y antes de acceder al edificio, tanto a la infanta como a Leonor les han tomado la temperatura. Una de las medidas aplicadas por el centro para evitar los contagios de coronavirus. 

Con la melena suelta -a diferencia de Leonor que ha optado por una trenza de medio lado- la infanta Sofía vestía el uniforme del centro educativo, compuesto por falda gris, polo blanco, jersey azul y zapatos oscuros, además de llevar la mochila con el material didáctico. Asimismo, ambas han estado protegidas por la mascarilla, que ha pasado a ser de uso obligatorio y permanente en la escuela a partir de los seis años, tanto en las aulas como en los desplazamientos por el centro. La Reina, si bien no se ha bajado del coche, también ha cumplido con esta norma de seguridad.

Antes de entrar al edificio, a Leonor y Sofía les han tomado la temperatura. Gtres

Teniendo en cuenta las medidas que ha tomado el centro educativo para hacer frente a la crisis sanitaria, es probable que la princesa Leonor y la infanta Sofía no coincidan en las áreas comunes del colegio. La cafetería se encuentra cerrada y se han creado grupos diferenciados de alumnos por niveles a los que han asignado un determinado espacio en el patio para evitar que se mezclen. 

Como medidas complementarias, el Santa María de los Rosales también ha sometido a los profesores y al resto del personal a pruebas serológicas y han reforzado los servicios de limpieza y desinfección de las aulas y zonas comunes. Asimismo, han organizado las aulas "en las debidas condiciones de convivencia que exige la situación".

Sofía y Leonor, en la vuelta al colegio de la menor de las hermanas. Gtres

Al igual que el resto de estudiantes de la Comunidad de Madrid, la infanta Sofía y su hermana han retomado las clases seis meses después de que estas se vieran interrumpidas debido al coronavirus. Fue el pasado 11 de marzo cuando las hijas de los Reyes dejaron de asistir al Santa María de los Rosales, donde ya se había confirmado un caso de contagio. 

A día de hoy, según afirman en su página web, el centro se encuentra en "las circunstancias precisas para impartir una enseñanza presencial en todas las etapas y cursos", tras haber trabajado durante los meses de julio y agosto para adoptar todas las medidas higiénicas y académicas. Un hecho que no ocurrirá en los colegios públicos y concertados de la Comunidad de Madrid, donde la formación de algunos niveles va a ser semipresencial, entre un tercio y la mitad del horario semanal. 

[Más información: El gran enfado de Letizia con las dos sesiones de fotos a sus hijas en la puerta del colegio: Felipe se impone]