Felipe VI (52 años) y Letizia (47) regresan este martes a Madrid con sus hijas, la princesa Leonor (14) y la infanta Sofía (13), 11 días después de haber cumplido con una intensa agenda de trabajo en las Islas Baleares y sin tomarse vacaciones. Un viaje atípico y muy diferente al de otros años, marcado por la crisis del coronavirus y la marcha de Juan Carlos I (82) de España a los Emiratos Árabes Unidos. 

Noticias relacionadas

Ni posado en Marivent, ni paseos en barcos, ni cenas, ni mercadillos o salidas al cine. Este verano, los Reyes no se dejaron ver en sus planes habituales desde hace 15 años. En esta ocasión, Felipe y Letizia se volcaron en recorrer Mallorca, Menorca e Ibzia que, debido a la pandemia, se han visto perjudicadas por la ausencia de turistas. Una travesía más amarga que las pasadas, en la que no faltaron las anécdotas por las que será recordado este viaje, que terminó este lunes con su visita a Ibiza. Allí, los Reyes apostaron por un look que pudo haberse entendido como una declaración de intenciones al emérito. Ambos vistieron de blanco, el color de la 'no culpabilidad'. 

1. La caída de la infanta Sofía en Marivent

La infanta Sofía acaparó todas las miradas el pasado 10 de agosto, cuando llegó a la localidad mallorquina de Petra, acompañando a los Reyes y a su hermana, la princesa Leonor. Y es que, la hija menor de Felipe y Letizia asistió a esta cita apoyándose en una muleta y luciendo un vendaje en la pierna. ¿La razón? Haberse dado un fuerte golpe en la rodilla derecha un día antes, tras sufrir una caída en las escaleras de Marivent y golpearse con las esquinas de los peldaños de piedra de la entrada a palacio. Un susto por el que recibió cinco puntos de sutura.

Un día después de su visita a Petra, donde conocieron a fondo la figura del misionero Fray Junípero Serra, la Familia Real continuó con sus compromisos en Palma. Sus Majestades, acompañados nuevamente por sus hijas, llegaron al barrio de Son Roca para visitar el proyecto socioeducativo Naüm. En esta cita, se vio a la infanta Sofía todavía convaleciente de su lesión y con una muleta, pero ya sin vendaje.

Según informó el cronista social Esteban Mercé en Sálvame, la caída de la hija menor de los Reyes pudo haber sido provocada por uno de sus primos Urdangarin. Una noticia que provocó el asombro de los colaboradores del programa, ya que así también desvelaba que alguno o algunos de los hijos de la infanta Cristina estaba en Marivent.

Los Reyes junto a sus hijas, Leonor y Sofía, durante su visita a la localidad mallorquina de Petra. Gtres

2. "¿Qué quieres ser de mayor?": la pregunta a la princesa Leonor

En su segunda jornada de actividad oficial en Palma de Mallorca, cuando visitaron Naüm, Leonor y Sofía tuvieron la oportunidad de conversar con los niños y jóvenes del centro educativo. Un momento en el que se generó, quizás, la anécdota más destacada del viaje.

"¿Qué quieres ser de mayor?", le preguntó una niña a la Princesa, que contestó con dudas. "No lo sé, no lo sé", dijo Leonor, quien segundos después recibió la ayuda de su madre para dar una respuesta. "Lo que quiere no, lo que debe ser", aseguró Letizia de forma tajante, dando a entender que Leonor no tendrá la opción de escoger la profesión que más le guste.

Letizia junto a sus hijas, durante su visita al centro socioeducativo Naüm. Gtres

3. Letizia, haciendo frente a las altas temperaturas

El pasado 13 de agosto, los Reyes aterrizaron en Menorca para continuar su ruta por las Baleares. En este caso, sin la compañía de sus hijas. Uno de los momentos más destacados de la jornada fue en la Ciutadella, cuando Letizia recogió de manos de la multitud un abanico artesanal que la ayudó a combatir el calor de ese momento. 

La consorte se abanicó durante unos segundos para hacer frente a las altas temperaturas de la ciudad y rápidamente, devolvió el abanico a su dueña. Un cálido gesto que emocionó a los allí presentes.

Letizia, recibiendo un abanico en Menorca. Gtres

4. El comunicado de Casa Real 

El mismo día que los Reyes culminaban su ruta por las Islas Baleares, con un recorrido por Ibiza, la Casa Real comunicaba que Juan Carlos I se encuentra en los Emiratos Árabes Unidos. Una información esperada por muchos y que la institución daba a petición del monarca. La Casa del Rey hizo oficial el paradero del emérito, 14 días después de que decidiese abandonar España tras la información sobre su fortuna oculta en paraísos fiscales. 

Felipe VI y Letizia, en Ibiza. Gtres

[Más información: Sabemos cómo se cayó la infanta Sofía: el susto que recordó al de su padre de niño]