El príncipe Joaquín de Bélgica (28 años), sobrino del rey Felipe de Bélgica (60), ha dado positivo por coronavirus, según han confirmado fuentes del Palacio Real belga citadas por medios belgas. Joaquín vive desde hace varios años en España con su novia, Victoria Ortiz Martínez-Sagrera.

Noticias relacionadas

Joaquín, hijo de la princesa Astrid y del príncipe Lorenzo, pasó los dos últimos meses en Bélgica pero esta semana decidió regresar a España. En concreto, fue el pasado lunes cuando volvió a su hogar en nuestro país y, saltándose los 14 de cuarentena impuestos por el Gobierno a los que entran en España, organizó al día siguiente una fiesta de bienvenida en Córdoba. 

Matilde y Felipe de Bélgica en una imagen reciente. Gtres

El evento tuvo lugar en una casa privada y en él, según algunas fuentes, participaron no menos de 27 personas de la alta sociedad. Sin embargo, según informaciones citadas por el grupo de medios de comunicación belga Sudpresse la cifra de asistente no superó la señalada por la normativa, en este caso 15 personas.

Al parecer Joaquín tuvo síntomas un día después de la fiesta, según el diario belga 7sur7. Este viernes, 29 de mayo, los resultados han confirmado que tenía coronavirus, pero su estado no requiere de hospitalización. Un total de 27 personas con las que estuvo en contacto desde su regreso a España han sido ya alertadas y están en cuarentena.

El príncipe Joaquín no tiene función oficial dentro de la familia real belga y sus desplazamientos corresponden a su vida privada. Es el noveno en la línea de sucesión al trono belga.

Los royals contagiados

Este no ha sido el único caso de un royal europeo que ha dado positivo por coronavirus. El primero en haberse contagiado de Covid-19 fue el nieto del último emperador de Austria-Hungría, que lo confirmó a través del canal de noticias oe24TV. El aristócrata aseguró que era una situación molesta, pero que estaba bien. "No es la peste negra", añadió a la vez que aseguraba que se encontraba en cuarentena en su casa de la región de Baja Austria.

"Pensé que era la gripe habitual. Cuando un amigo me llamó para decir que había dado positivo en un congreso en Suiza, también me hicieron la prueba", relató.

El siguiente royal en confirmar que había dado positivo por coronavirus fue Alberto de Mónaco (62). La Casa Grimaldi publicó un comunicado en el que explicaba que su estado no revestía gravedad y que se encontraba trabajando desde su casa.

Alberto de Mónaco dio positivo por coronavirus.

"Su Alteza Real el Príncipe Alberto II de Mónaco, que se había sometido a principios de semana a una prueba, ha dado positivo en Covid-19. Su estado de salud no es motivo de preocupación. El príncipe soberano está siendo observado de cerca por su médico y especialistas del Hospital Center Princesa Grace (CHPG)", reza el comunicado. "El príncipe Alberto continúa trabajando desde la oficina de su residencia y está en contacto permanente con los miembros de su gabinete, de su gobierno, así como con sus colaboradores más cercanos", concluyó el documento.

Posteriormente, el príncipe concedió una breve entrevista a la emisora RTL donde habló de cómo comenzó a sospechar que se había contagiado. "Los primeros síntomas aparecieron en la noche del domingo a lunes 15 de marzo, es decir, hace ya más de una semana. No tuve los resultados de mi test hasta el miércoles, pero yo dudaba porque tenía síntomas que comenzaban a ser evidentes".

El príncipe Carlos dio positivo en Covid-19.

Un contagio al que siguió el del príncipe Carlos (71), heredero al trono de Inglaterra. Fue el pasado 25 de marzo cuando se hizo público que había dado positivo en coronavirus: "Ha estado mostrando síntomas leves, pero por lo demás su salud es buena y ha estado trabajando desde casa durante los últimos días, como de costumbre", desveló en su momento Clarence House.

Tras conocer el diagnóstico, el futuro rey de Inglaterra y la duquesa de Cornualles (72) se autoaislaron en el castillo de Balmoral (Escocia), donde se encontraban residiendo desde que surgió la crisis sanitaria.

A pesar de su enfermedad, su esposa en ningún momento ha mostrado ningún síntoma de estar contagiada. "La duquesa de Cornualles también se ha hecho el test pero ha dado negativo. De acuerdo con los consejos médicos y gubernamentales, el príncipe y la duquesa ahora están autoaislados en su casa en Escocia", añadieron desde Clarence House.

[Más información: La realeza europea echa una mano, a pie de calle, en la crisis del coronavirus]