Los duques de Sussex, Harry de Inglaterra (35 años) y Meghan Markle (38), emitieron este lunes un mensaje de despedida a través de su cuenta en la red social Instagram, identificada hasta ahora como Sussex Royal, una marca que dejarán de utilizar a partir de este martes 31 de marzo.

Noticias relacionadas

El nieto de la reina Isabel II de Inglaterra (93) y su esposa, que cesarán este martes de representar oficialmente a la monarquía británica, agradecieron a sus seguidores su "apoyo", "inspiración" y "compromiso compartido por hacer el bien en el mundo".

"A pesar de que quizás ya no nos veamos por aquí, el trabajo continúa", señalan los duques en una nota que firman como "Harry y Meghan", sin sus títulos oficiales. "Como todos podemos sentir, el mundo en este momento parece extraordinariamente frágil. Aun así, confiamos en que cada ser humano tiene el potencial y la oportunidad para marcar la diferencia", afirman.

Esta semana se ha desvelado que el matrimonio ha dejado su residencia en Canadá, donde se había instalado tras salir del Reino Unido, para vivir en Los Ángeles (California, Estados Unidos), capital de la industria del entretenimiento. El cambio de residencia coincide con el anuncio de la primera colaboración de Meghan con Disney, compañía con la que ha firmado para narrar un documental sobre elefantes.

Una portavoz de la pareja recalcó que el mensaje publicado este lunes sirve para marcar la transición hacia una vida independiente de la familia real británica y avanzó que a corto plazo, debido a la pandemia de COVID-19, estarán apartados del foco mediático.

Los duques de Sussex en el Royal Albert Hall de Londres. Gtres

"El duque y la duquesa pasarán los próximos meses centrados en su familia y continuarán haciendo lo que puedan, con seguridad y en privado, para seguir respaldando y trabajando con las organizaciones sin ánimo de lucro con las que tienen compromisos", señaló esa fuente.

Según ha informado el periodista Richard Palmer, corresponsal de la casa real británica en Londres para el Daily Express, el palacio de Buckingham no hará ningún comunicado oficial en relación a los 2,4 millones de libras (2,7 millones de euros) que los duques de Sussex dijeron que reinyectarían a las arcas públicas en relación a lo que gastaron en la reforma de su hogar oficial, Frogmore Cottage en Windsor. El adiós de Harry y Meghan ya es una realidad con este último post en la cuenta de Instagram que ahora quedará inhabilitada. 

[Más información: La seguridad de Meghan y Harry, de nuevo en el punto de mira: Estados Unidos no se hará cargo]