Meghan Markle (38 años) se encuentra en el Reino Unido desde este pasado jueves. La duquesa de Sussex ha dejado Canadá para viajar junto a su marido, el príncipe Harry de Inglaterra (35), y cumplir con sus últimos compromisos oficiales como miembros senior de la Familia Real británica.

Noticias relacionadas

Esta semana, la pareja protagonizaba su gran reaparición en Londres en la entrega de los Premios Endeavour en la Mansion House de la capital inglesa. Allí, Meghan Markle derrochó estilo y elegancia con un vestido azul de corte lápiz firmado por Victoria Beckham. Este medio pudo comprobar cómo la prenda, valorada en unos 1.200 euros, se agotaba en tiempo récord en la página web de la firma británica.

En la esperada reaparición, la pareja demostró amor y complicidad pese a los momentos tan complicados que han vivido estos meses desde que anunciase oficialmente su deseo de abandonar sus funciones dentro de la Familia Real británica para emprender una nueva vida, económica y profesionalmente independiente.

Un viaje a Reino Unido en el que Meghan Markle también ha aprovechado para realizar una visita 'secreta', que estaba fuera de su agenda oficial. La exactriz ha visitado el National Theatre de Londres para conocer de primera mano el Estudio de Storytelling Inmersivo del teatro.

Un acto que tuvo lugar poco antes de su reaparición en los citados galardones. Los momentos vividos en su visita al Teatro Nacional de la capital británica se han podido ver este sábado gracias a las imágenes que los duques de Sussex han publicado en su perfil oficial de Instagram. Para esta ocasión, Meghan Markle ha seleccionado un total white look con falda de Roland Mouret, top de la firma británica Topshop, a la venta todavía por 33 euros y zapatos de Aquazzura.

La esposa del príncipe Harry ha vuelto a confiar en el producto made in Spain para completar su look. En concreto, Markle ha seleccionado un bolso de la firma española Loewe. La maison dirigida en estos momentos por J.W. Anderson creó para su última colección este complemento tamaño mini.

Se trata del modelo Postal bag y tiene un precio superior a los 1.700 euros. Está realizado en piel lisa y lleva el logo de Loewe grabado en una de las esquinas. El bolso, que es muy versátil, tiene la opción de ser llevado en el hombro aunque la duquesa de Sussex prefirió portarlo en la mano. 

[Más información: Meghan Markle sigue invencible: agota en tiempo récord el vestido de su diseñadora 'prohibida']