La separación del príncipe Harry (35 años) y Meghan Markle (38) del resto de miembros de la Familia Real ya se ha llevado a cabo en el museo de cera Madame Tussauds, en Londres. Este mismo jueves, los encargados han colocado las figuras de los duques de Sussex a varios metros de distancia de Isabel II (93), el príncipe Felipe (98) y los duques de Cambridge. 

Noticias relacionadas

"Junto con el resto del mundo estamos reaccionando a la sorprendente noticia de que el duque y la duquesa de Sussex retrocederán como miembros de la realeza", ha explicado Steve Davies, gerente general del museo, al ser preguntado por este cambio.

El museo Madame Tussauds ha ejemplificado con las figuras de cera de la Familia Real británica la decisión tomada por los duques de Sussex.

El director ha asegurado, además, que seguirán exponiendo las figuras de Harry y Meghan. "Como dos de nuestras figuras más populares y queridas, por supuesto, seguirán siendo una característica importante en Madame Tussauds London, mientras esperamos para ver qué les depara el próximo capítulo".

Este miércoles, los duques de Sussex emitieron un comunicado en el que notificaban que tenían la intención de dar "un paso atrás" como miembros de la Familia Real británica tras varios "meses de reflexión. Así, buscan forjar "un nuevo papel"más moderno dentro de la monarquía y quieren ser "económicamente independientes".

En el escrito, además, han explicado que residirán entre el Reino Unido (en su mansión real en Windsor) y norteamérica (posiblemente Meghan Markle, donde ella vivió durante el rodaje de Suits).

A cambio de su libertad, renunciarán a los fondos públicos que reciben (de la Sovereign Grant o subvención al soberano) (menos si participan en actos oficiales a petición de la Reina (93), lo que quieren seguir haciendo), pero mantendrán la paga que perciben directamente del príncipe Carlos (71) de su ducado privado de Cornualles.

Harry y Meghan han dado un paso atrás y se alejarán de Buckingham.

Como parte de su proceso de emancipación, planean lanzar este año una organización benéfica global que aglutinará todos sus intereses, como el empoderamiento de las mujeres, han señalado.

En otro revés a la tradición, Meghan y Enrique, que hace meses confesaron sentirse maltratados por la prensa británica, en especial por ser ella de raza mestiza y tienen varias demandas en curso, han decidido redefinir su relación con los medios. Así, sus actividades no serán cubiertas por defecto, como hasta ahora, por el llamado Royal Rota (el selecto grupo de periodistas de varios medios, algunos muy sensacionalistas, acreditados para seguir a la realeza) y en su lugar invitarán a reporteros especializados y se comunicarán con sus seguidores por las redes sociales.

Tras hacerse público este comunicado, la Casa Real, con la reina Isabel II al frente, explicó que la monarca está "disgustada" y "decepcionada" por la decisión de Meghan y Harry de revelar sus planes el miércoles sin previo aviso, según ha informado la BBC

El Palacio de Buckingham, residencia oficial de la soberana, admitió que había habido conversaciones sobre el futuro de la pareja, que desea acuñar su propia marca, pero estaban en "fase temprana" y quedaban "complejos asuntos por resolver".

[Más información: Harry y Meghan: el chollo de 'romper' con la familia y seguir cobrando sin necesidad de trabajar]