Remodelación profunda en la Casa Real británica. Los duques de Sussex, Harry de Inglaterra (35 años) y Meghan Markle (38), han anunciado en la tarde de este miércoles que tienen intención de dar "un paso atrás" en sus funciones como miembros de la "primera línea" de la Familia Real con el objetivo de ser "económicamente independientes". 

Noticias relacionadas

En un comunicado, el hijo pequeño del heredero al trono y su esposa han detallado que "tras muchos meses de reflexión y discusiones internas" han tomado una "decisión" para "hacer la transición" para "comenzar a forjar durante este año un nuevo rol" dentro de la monarquía, al tiempo que subrayan su "completo apoyo a Su Majestad la Reina", Isabel II (93).

El cambio implicará una mudanza para la pareja. "Pasaremos nuestro tiempo entre Reino Unido y Norteamérica. Este equilibrio geográfico nos permitirá educar a nuestro hijo en el respeto a la tradición monárquica y, al mismo tiempo, nuestra familia tendrá espacio para centrarse en la nueva etapa, en la que lanzaremos un proyecto solidario", detallan en el comunicado. 

Y concluyen con lo siguiente: "Esperamos compartir los detalles completos de este emocionante próximo paso a su debido tiempo, mientras continuamos colaborando con Su Majestad la Reina, El Príncipe de Gales, El Duque de Cambridge y todas las partes relevantes. Hasta entonces, acepte nuestro más sincero agradecimiento por su continuo apoyo".

[Más información: Harry de Inglaterra demanda a dos medios británicos por "pinchar" su teléfono personal]