El duque de Sussex, Harry de Inglaterra (35 años), continúa con su particular cruzada contra los medios de comunicación para proteger su intimidad. Así, ha presentado una demanda contra dos tabloides británicos, The Sun y Daily Mirror, por acceder supuestamente a mensajes telefónicos privados, según ha informado este viernes el Palacio de Buckingham. 

Noticias relacionadas

Un portavoz oficial indicó que se ha presentado ante el Tribunal Superior una demanda en nombre del príncipe Enrique, cuyos abogados alegan que esos medios de comunicación recurrieron a técnicas "ilegales" para "interceptar" mensajes dejados en el buzón de voz de teléfonos móviles.

El príncipe Harry junto a su esposa Meghan Markle. Gtres

El nieto de la reina Isabel II de Inglaterra (93), ya denunció hace dos días la "campaña implacable" que ha emprendido un sector de la prensa británica contra su mujer, Meghan Markle (38), y confirmó que esta ha demandado a The Mail on Sunday por la publicación de una carta privada enviada a su padre. El bufete de abogados Schillings, en representación de la duquesa, ha acusado a ese tabloide dominical de llevar a cabo una campaña contra la duquesa de Sussex llena de mentiras e historias humillantes.



El príncipe explicó la decisión adoptada por Meghan con una dura carta dirigida a los medios, en la que aludió a la muerte de su madre, Diana, Princesa de Gales, en un accidente de tráfico en París en 1997 y resaltó que ahora puede ver que su mujer es víctima de "las mismas fuerzas poderosas" de la prensa. Enrique admitió que sentía el "más profundo temor de que la historia vuelva a repetirse"Aunque el Palacio de Buckingham no ha dado detalles al respecto, la BBC señaló que la demanda del duque podría estar relacionada con un escándalo de "pinchazos" a teléfonos móviles que se remonta hasta principios de 2000.

La protección de Meghan, la prioridad de Harry

Fue hace unos días cuando Harry tomó la decisión de mandar un comunicado para proteger a su esposa de las habladurías de algunos medios de comunicación que, en su opinión, están mancillando la integridad y honorabilidad de Markle. "Una campaña despiadada -apuntaba la misiva- que ha aumentado en el último año, durante su embarazo y mientras criamos a nuestro hijo".

El comunicado se divulgaba mientras los duques hacían una gira por varios países africanos con su hijo, Archie, de cuatro meses. "Hay un coste humano en esta campaña implacable, especialmente cuando se sabe que es falsa y maliciosa", continuaba la nota y donde el nieto de Isabel II agregaba que es difícil "describir cuán doloroso ha sido" todo esto.

El duque ha acusado al dominical de engañar a sus lectores al publicar cartas privadas en las que se omitieron párrafos, frases y palabras específicas para ocultar "mentiras". Harry ha asegurado que el coste del proceso legal correrá a cargo de su cuenta personal, y que el dinero que pueda generar serán donados a una organización benéfica anti-bullying.

[Más información: Harry de Inglaterra denuncia el acoso de la prensa a Meghan Markle en un duro comunicado]