El duque de Sussex, Harry (35 años), ha acusado a la prensa de emprender una "campaña implacable" contra su mujer, Meghan Markle (38), y ha explicado que la duquesa ha decidido demandar al The Mail on Sunday por la publicación de una carta privada.

Noticias relacionadas

En un amplio comunicado divulgado el martes, el nieto de la reina Isabel II de Inglaterra (93), ha señalado que la pareja se ha visto obligada a tomar medidas legales después de ver que la prensa ha continuado publicando "una mentira tras otra".

El príncipe Harry de Inglaterra ha criticado la actitud de la prensa contra Meghan Markle.

El bufete de abogados Schillings, en representación de la duquesa, ha acusado al dominical de llevar a cabo una campaña contra Meghan Markle llena de mentiras e historias humillantes.

El pasado febrero, el periódico publicó extractos de una carta escrita a mano por la duquesa y dirigida a su padre, Thomas Markle (75), en la que, según la versión del rotativo británico, ella hablaba de que estaba muy dolida por su actitud.

En su comunicado a la prensa, el príncipe Harry ha hecho referencia a la muerte de su madre, Lady Di, en un accidente de tráfico en París en 1997 y resalta que ahora puede repetirse la misma historia. "Perdí a mi madre y ahora veo a mi esposa ser víctima de las mismas fuerzas poderosas".

El príncipe ha admitido sentir el "más profundo temor de que la historia vuelva a repetirse". En su nota, el duque ha subrayado que su mujer y él creen en "una prensa libre y objetiva, que informe de la verdad" porque es "la pieza angular" de la democracia, pero que la duquesa es "una de las últimas víctimas de los tabloides" que llevan a cabo campañas contra determinadas personas sin pensar en las consecuencias.

El príncipe Harry, Meghan Markle y el pequeño Archie durante su viaje oficial a África.

"Una campaña despiadada -ha añadido- que ha aumentado en el último año, durante su embarazo y mientras criamos a nuestro hijo".

El comunicado se ha divulgado mientras los duques hacen una gira por varios países africanos con su hijo, Archie, de cuatro meses.

"Hay un coste humano en esta campaña implacable, especialmente cuando se sabe que es falsa y maliciosa", continua la nota y donde el nieto de Isabel II ha agregado que es difícil "describir cuán doloroso ha sido" todo esto.

El duque ha acusado al dominical de engañar a sus lectores al publicar cartas privadas en las que se omitieron párrafos, frases y palabras específicas para ocultar "mentiras".

Harry ha asegurado que el coste del proceso legal correrá a cargo de su cuenta personal, y que el dinero que pueda generar serán donados a una organización benéfica anti-bullying.

Meghan con su padre, Thomas Markle. Redes Sociales

La aparente mala relación entre la duquesa y su padre salió a la luz cuando la pareja se casó el año pasado en Windsor, a las afueras de Londres. Una boda a la que el padre no acudió.

Poco antes del enlace, Thomas Markle provocó un gran revuelo en los medios al dejarse fotografiar en Estados Unidos por papparazzi mientras miraba tabloides con fotografías de su hija.

Tras conocerse las medidas legales de la duquesa, el dominical ha comunicado que defiende lo publicado. Un portavoz del rotativo ha negado "de manera categórica" que "la carta de la duquesa fuera editada de alguna manera para cambiar el sentido" de lo que quería decir.

[Más información: Meghan está cambiando al príncipe Harry: ¿se repetirá en la familia la historia de Eduardo y Wallis?]