Tras varias semanas de especulaciones por parte de los tabloides británicos, finalmente se ha desvelado que el príncipe Harry (35 años) y Meghan Markle (38) han elegido Canadá para disfrutar de las primeras Navidades de su hijo, Archie, en compañía de la madre de la actriz, Doria Ragland.

Noticias relacionadas

El primer ministro del país noteamericano, Justin Trudeau (47), ha confirmado la noticia a través de un mensaje en sus redes sociales donde daba una calurosa bienvenida a la pareja real a su país: "Príncipe Harry, Meghan Markle y Archie, os deseamos todos una estancia tranquila y agradable en Canadá. Estáis entre amigos y siempre sois bienvenidos aquí", ha escrito el jefe de Estado. 

En un primer momento se pensó que la familia se desplazaría hasta California, donde vive Doria Ragland y donde se crió Markle. Sin embargo, parece que al final han elegido uno de los países de la Commonwealth, donde la actual duquesa de Sussex estuvo viviendo durante siete años mientras grababa la serie Suits. 

Fuentes de Casa Real han informado que han tomado esta decisión por "la calidez del pueblo canadiense y la belleza del paisaje", porque es un lugar que Harry ha visitado "con frecuencia" y donde Meghan vivió "durante siete años". Sin embargo, estas mismas fuentes no han querido dar detalles de la ubicación exacta de la pareja "por razones de seguridad" y para cumplir el expreso deseo de los duques de que "se respete su privacidad".

Harry y Meghan Markle anunciaron en noviembre que no iban a pasar las Navidades con la reina Isabel.

Un amigo de la pareja ha asegurado al Daily Mail que "apenas han puesto un pie fuera de la puerta y han estado disfrutando de un tiempo familiar de calidad juntos".

A mediados de octubre los duques anunciaron que tenían previsto tomarse seis semanas de descanso para descansar de la presión mediática. Un mes después, un funcionario de Palacio Real informó de que este parón en sus obligaciones comenzaría a finales de noviembre, y que incluiría las navidades: "El duque y la duquesa de Sussex esperan con ansias poder pasar tiempo en hacia finales de este mes. Después de pasar las dos últimas Navidades en Sandringham, sus altezas reales pasarán las vacaciones este año, como una nueva familia, con la madre de la duquesa, Doria". 

Un descanso que han visto necesario después de un año repleto de polémicas, con la prensa especialmente crítica con cada movimiento de Meghan Markle y en el que la pareja decidió denunciar a varios tabloides británicos por "vulnerar su intimidad". Amigos de los duques han asegurado al Daily Mail que esperan volver "revitalizados" tras este parón. 

Un vídeo sorpresa

En medio de este secretismo, el príncipe Harry ha aparecido en un vídeo para felicitar las Navidades a los niños de la organización Scotty's Little Soldier, que ayuda a los jóvenes que han perdido a sus padres militares de las Fuerzas Armadas Británicas en actos de servicio.

Vestido de Papa Noél, el duque de Sussex ha querido enviarles un cariñoso mensaje y mandarles su apoyo en estos difíciles momentos. "He conocido a algunos de vosotros, bueno, a la mayoría hace algunos años, sé lo fuertes que sois. Sí, perder a un padre es algo increíblemente difícil pero sé que cada uno de vosotros vais a ayudaros mutuamente y tendréis un futuro increíble por delante. Por el momento vais a tener una Navidad fantástica", ha asegurado.

"Lo último que quiero añadir es que vuestros padres nunca serán olvidados, vosotros tampoco, y sé que os dejo con una enorme sonrisa en el rostro (los más pequeños probablemente llenos de comida). Feliz Navidad y feliz año", ha concluido.

[Más información: Meghan Markle, embarazada de nuevo según las casas de apuestas: las señales que la delatan]