La Reina se ha bajado de los tacones. Y la verdad, no nos extraña. Llevamos una semana llena de actos, viajes y compromisos, por lo que tiene que tener los pies destrozaditos de tantas horas subida en ocho centímetros de altura. ¡Debe ser agotador!

Noticias relacionadas

El problema es que cuando estás acostumbrada a caminar sobre unos salones cuesta bajar a la tierra y elegir de forma correcta el cambio de calzado, siempre choca. El veredicto de este viernes es claro: los Reyes se encuentran de visita en Orihuela, Alicante y Letizia (46 años) se ha vestido de tal manera que deseamos olvidarlo ya.

Letizia ha lucido un 'total look' de Hugo Boss.

La esposa de Felipe VI (51) se ha vestido de niña buena, de chica discreta. Poco o nada tiene que ver con la mujer rompedora de rojo que entró el pasado martes en la fiesta del periódico El Mundo, luciendo músculos y diamantes. Esta mañana parecía otra persona.

La esposa de Felipe VI ha elegido un look black&White soso y aburrido. La combinación estaba hecha a base de una blusa básica y un pantalón igual de insulso, por mucho corte pirata que tengan. Ambos son de la marca alemana Hugo Boss.

Detalle de los mocasines negros que ha lucido la Reina este viernes.

Como sustitutos de los zapatos de tacón la Reina ha calzado unos mocasines, estilo Gucci, de la marca de Inditex, Uterqüe. No son nuevos, se los hemos visto en muchas ocasiones, aunque con un poco más de gracia. La última vez que los lució fue en Arganda del Rey (Madrid) y la anterior, en Canarias. Ambas citas con motivo de las catástrofes que asolaron la zona. 

Como joyas, los mismos pendientes del jueves de Gold&Roses y el anillo de Karem Hallam.

La Reina ha lucido los mismos pendientes de Gold&Roses y el anillo de Karem Hallam.

Cuando la Reina elige este tipo de outfits siempre me acuerdo del ‘saber hacer’ de la Reina entre las Reinas, Isabel II de Inglaterra (93). La Soberana de todos los británicos, y eso es mucha gente, siempre viste de forma llamativa, no tanto en sus prendas, sino en colores. La Monarca inglesa viste de rosa, verde, azul… en una entrevista hace muchos años le preguntaron lar razón a eses tonos tan llamativos. Ella contestó de forma clara y concisa: "La gente se pasa horas esperando para vernos. Si me visto del mismo color que todas las demás, los que están lejos no me identifican, me confunden con los demás. Hay que vestirse para que el que ha venido a verte desde lejos pueda decir: yo vi a la Reina". Es así de sencillo. Probablemente hoy en Orihuela pocos o ninguno han podido llegar a su casa diciendo esa frase. 'Ay, cuánto nos queda por aprender de la tía Lilibeth!'.

[Más información: El perfecto 'outfit' de 'working girl' de Letizia para presidir un seminario de periodismo]