La revolución ecológica de la industria de la moda que plantea la firma neoyorquina Nicholas K ha cerrado este martes el primer día de la 080, dedicada en esta 24 edición a la sostenibilidad y la innovación.

Noticias relacionadas

Minutos antes del desfile, Nicholas y Cristopher Kunz han explicado que después del cambio de hábitos en la alimentación de muchas personas concienciadas con el cambio climático, el "siguiente paso de acción individual a escala global" pasa por la moda.

"La industria en los últimos años apuesta por la sobreproducción a bajo precio, lo que provoca que se use gran cantidad de químicos y de recursos como el agua", ha señalado Nicholas, quien ha lamentado que se tiñan todos los tejidos por defecto, el proceso más contaminante.

Su nueva colección ha sido, en cambio, teñida con productos naturales, como flores, aunque la mayoría de prendas conservan su color original, prendas de telas naturales, como el lino, la seda o el algodón orgánico.

Los hermanos destacan que la última colección que presentan en Barcelona, una ciudad que han afirmado "adorar" desde mucho antes de ser invitados, no habría sido posible presentarla en un lugar como Nueva York, su escaparate tradicional, ya que lejos de tener que adaptarse a las tendencias que obligan las grandes citas, han podido centrarse en su "arte" y sus "valores".

"Nos encanta este lugar (el recinto modernista del hospital de Sant Pau) y encaja perfectamente con nuestra colección, que ideamos tras ver unas viejas imágenes de un convento. Nos pareció que las monjas tienen un uniforme muy fashion y nadie nunca le ha prestado atención", ha dicho Cristopher.

Otras marcas del día como Escorpion o Maite by Lola Casademunt también han explicado que están incorporando buenas prácticas más respetuosas con el medio ambiente, como integrar placas solares a sus edificios o reciclar las aguas que utilizan durante la producción.

Precisamente Escorpión, de la mano de Andrea Martínez, ha sido la encargada este martes de romper el hielo de la 080 con una colección inspirada en Islandia con jacquards y crochet como puentes entre la modernidad y la tradición, de la que es emblema la clásica casa de confección de punto catalana.

Muy lejos de Islandia, al caluroso desierto estadounidense de Nevada, se ha trasladado la propuesta de Theo&Lea, que apuesta por unos diseños de country-rock, con camisas y pantalones de pedrería, bordados y botines tejanos.

Maite by Lola Casademunt, donde se ha podido ver desfilar a una de las pocas caras conocidas del día, Carla Pereyra, ha mostrado una propuesta colorida, con tejidos vaporosos, faldas a media pierna, shorts y escotes pronunciados. "Seguimos apostando por una mujer muy femenina y con un punto felino", ha dicho la diseñadora.

Por la tarde, han desfilado las creaciones de Krizia Robustella, con una colección llena de psicodelia creativa; Agnès Sunyer, que ha presentado a una mujer fantasiosa y étnica, y Naulover, que se ha trasladado al Caribe con tejidos monocolor en los tonos de la puesta de sol .

Este miércoles ha sido el turno de Killing Weekend, Sonia Carrasco, Nous Étudions, Mans Concept & Menswear, Txell Miras y Menchen Tomas; mientras que el jueves 27 desfilarán Narbon, Eñaut, Oscar Leon, Lebor Gabala, Marrakshi Life, Antonio Miró y Brain & Beast.

La pasarela se cerrará el viernes 28 de junio en el puerto de Barcelona, donde las firmas Como un pez en el agua, Guillermina Baeza, Alssisters, Laura Vecino, All that she loves y Custo Barcelona presentarán sus colecciones de baño.

[Más información: La pasarela 080 convierte Barcelona en expositor de la moda veraniega]