La revista Mongolia lleva en su portada de este mes de junio una sátira que promete generar gran polémica. Se trata de una imagen donde se puede ver a la reina Letizia (46 años), vestida de blanco, empujando al rey Juan Carlos (81) en muletas hacia el Valle de los Caídos. La imagen va acompañada del mensaje: "¡Venga, Paco, deja sitio para Juancar!".

Noticias relacionadas

La portada hace una clara referencia al comunicado que emitió Juan Carlos hace solo unas semanas, en el que anunciaba que el pasado 2 de junio sería la fecha en la que abandonara de manera definitiva la vida institucional. Se distanciaba por completo así de todas las obligaciones relativas a su puesto como Rey, un proceso que ya inició con su abdicación el 19 de junio de 2014.

La publicación, siempre cargada de ironía y polémica, también hace alusión con esta ilustración a la mala relación que existe entre el Rey emérito y Letizia. Los diferentes expertos en Casa Real siempre han afirmado que la reina ha querido alejar a Juan Carlos de la Familia Real, para evitar así que la Corona se vea influenciada por los escándalos que han perseguido al padre del rey Felipe VI (51) en los últimos tiempos. 

Más allá de todas estas referencias a la actualidad más inmediata que rodea a la Casa Real, la portada de la revista ya ha recibido multitud de elogios por parte de sus seguidores, quienes alaban la "genialidad" de la obra, pero al mismo tiempo señalan que se trata de una sátira que por la que podrían ser denunciados (como ya ha ocurrido en el pasado). 

Mongolia, al igual que la revista Jueves, es una publicación cargada de sátira e ironía que ha generado una gran polémica con sus publicaciones, algunas incluso condenadas por la justicia. Así ocurrió con un cartel que creó la revista para promocionar un musical en Cartagena, donde se podía ver a José Ortega Cano (65) representado con el cuerpo de un extraterrestre junto a frases como "estamos tan agustito" o "viernes de dolores... sábados de resaca". 

El diestro denunció a la revista por un supuesto delito de vulneración de su derecho al honor, y en marzo del año pasado la justicia le terminó la razón: Mongolia debía indemnizar al torero con 40.00 euros. 

[Más información: La plaza de toros en pie por Juan Carlos: el rey corta dos orejas y el rabo en su adiós en Aranjuez]