Lina Lavin, condesa de la Car, aristócrata y célebre peletera, lleva años inmersa en los círculos de la alta sociedad española por linaje y apellido. En esos nobles encuentros ha coincidido un sinfín de veces con la reina Sofía (80 años). Una situación que ha dado pie a que entre ellas exista desde hace tiempo una relación bastante más allá de la mera cordialidad. 

Noticias relacionadas

Este lunes 1 de abril se cumplió un año de aquel -aún hoy- inexplicable desencuentro protagonizado por la reina Letizia (46) y su suegra a las puertas de la catedral de Palma de Mallorca tras la Misa de Pascua el Domingo de Resurrección.

Sin embargo, era dos días después, el 3 de abril, cuando las imágenes se viralizaron a través de Twitter por el plano detalle divulgado por un usuario de la red social del pájaro azul. Pero... ¿Cómo lo vivió la amiga de la reina Sofía en aquel entonces y cómo lo observa con la perspectiva de un año vista? La condesa de la Car responde en exclusiva a JALEOS

Lina Lavin de la Car junto a la reina Sofía en el rastrillo Nuevo Futuro de Madrid.

¿Cómo vivió usted el rifirrafe de las Reinas y cómo lo observa ahora?

Con solidaridad y con corrección, por parte de ambas. 

¿Se gestionó bien aquella situación?

Yo pienso que hay demasiada información que es mala, tanto en un sentido como en otro. Todas las cosas que ocurren, si no se les da tanta publicidad, pues no tiene tanta repercusión: ni negativa, ni positiva. En el caso de la reina Sofía y la reina Letizia hay una observación al límite de todo lo que hacen, sus miradas, sus gestos, todo se analiza al límite. 

¿Usted cómo interpretó aquello?

Bueno, un desencuentro como ocurre en cualquier casa de vecino. El hecho de que sean la Familia Real no significa que no tengan sus más y sus menos.

¿Cómo valora la función de la reina Letizia en el último año?

Muy buena. Buenísima, la reina Letizia es una mujer súper correcta y muy lógica en todas sus apariciones. Realmente. 

¿Ha habido un cambio desde abril del año pasado?

Sí, ha habido un cambio. Pero yo pienso que la reina Letizia antes también era igual, lo que pasa que tuvo un arrebato; y un arrebato lo tiene cualquiera. Siempre hay intereses por otras partes para mirar siempre los fallos de los demás. Es lo que hay. 

¿Hubo errores de protocolo?

Sí.

La reina Letizia mirando fijamente a la emérita Sofía tras su desencuentro dentro de la catedral.

La condesa de la Car Lina Lavin lleva más de 15 años acudiendo al Rastrillo Nuevo Futuro. Se ubica en el puesto de Mercedes Botín, la hermana de Emilio Botín, y la visita de la reina Sofía a su stand es todo un clásico. "Siempre viene y a raíz de ahí, hemos tenido varias cenas y encuentros a lo largo de estos ya 15 años", responde Lavin a este diario. Su relación con la high class nacional e internacional es todo un hecho. De un tiempo a esta parte se ha convertido en la diseñadora de las pieles de las familias más renombradas de España.

Pero, ¿cómo surgió la idea de 'abrigar' con pieles a la alta sociedad?

Por casualidad. Había dos hermanos en la fábrica en la que yo trabajaba: uno hacía pieles y otro hacía trajes. El de los trajes se iba a vivir a Los Ángeles y yo me negaba a irme, con ir a Nueva York tenía suficiente... Entonces me dijo 'te quedas a hacer pieles con mi hermano, no te queremos perder'. ¡Yo no tenía ni idea! Pero empecé y ya llevo casi 16 años en este sector. 

No hay mayor escaparate que personas famosas lleven sus pieles... ¿Quiénes han llevado pieles suyas?

Cayetana de Alba era una de mis clientas más estupendas. Se volvía loca con mis pieles, además, ella que siempre ha sido una persona tan colorida... Yo estaba con ella en el rastrillo Nuevo Futuro de Sevilla y compartíamos casi stand. Desde entonces se convirtió en una de mis mejores clientas. También Norma Duval (62), Sophia Loren (84), Antonia Dell'Atte (59), la familia Campos -María Teresa (77), Carmen (52) y Terelu (53)-...

¿En qué se diferencian sus piezas de la de los demás?

Mira, a pesar de que soy una persona mayor, estoy un poco loca, y hago, por ejemplo, chaquetas de visón de amarillo pollo y verde pistacho. 

¿Hay alguna celebrity a la que querría ver con sus diseños?

No, porque mira, cuando una persona se prueba una de mis chaquetas... De verdad, se sienten especiales. Se sorprenden que una chaqueta de tanto color les favorezca y les guste. Mis prendas las tienen gente de la alta sociedad de Madrid, que son gente anónima, pero que son gente que me compra cada año tres o cuatro piezas. Hay una cosa muy curiosa: ellas me dicen 'no compro la piel, compro el diseño'. 

Desfile de Lina Lavin de la Car con Carmen Martínez-Bordiú y Blanca Carrillo de Albornoz en el 'front row'.

¿Algún miembro de la Familia Real que haya llevado sus prendas?

No lo puedo decir.

Cambiemos la pregunta... ¿Hay en los armarios de Zarzuela alguna prenda suya?

Prefiero no decirlo, de verdad. 

[Más información: La maleta de la reina Letizia en Argentina: cinco estrenos y un 'look' reciclado]