La infanta Cristina (53 años) ha vuelto por Navidad para quedarse. En estos días tan señalados en los que está viviendo su Pascua más triste se refugia en su familia para tratar de llevarlos de la mejor manera posible. Con su marido Iñaki Urdangarin (50) en la cárcel de Brieva -Ávila-, la hermana del rey Felipe (50) y sus hijos han pasado la Nochebuena en el Palacio de la Zarzuela junto al resto de los miembros de la Familia Real. Al menos, así se apunta desde Vanity Fair.

La que fuera duquesa de Palma volvía, así, a celebrar la noche más familiar del año al lado de los suyos, cinco años después de que lo hiciera por última vez. Desde que en 2013, en plena ebullición del caso Nóos, festejara la noche del 24 de diciembre junto a sus padres y su hermanos en Zarzuela, nunca más se volvió a ver a Cristina en Madrid durante estas fechas. Sin embargo, su ostracismo ha terminado. 

La infanta Cristina durante una de sus últimas salidas públicas. Gtres

Aquel año, 2013, fue en el que decidieron establecer su residencia familiar en Ginebra para tratar de alejarse de la presión mediática que suponía la imputación del exjugador de balonmano, y que cada vez fueran mayores los rumores que situaban a la infanta como investigada. Desde entonces, el matrimonio y sus hijos han celebrado las fiestas al lado de la familia de él en Vitoria, y había sido su hermana, la infanta Elena (54), y sus sobrinos, Felipe Juan (20) y Victoria Federica (18), los que se habían acercado hasta la capital vasca para estar a su lado. Sin duda alguna, que Cristina pasara de nuevo la Nochebuena en Palacio es un claro síntoma de que las aguas entre los Borbones están volviendo a su cauce.

Cristina, poco a poco más integrada

La imagen en la que la infanta Cristina posa por el 80 cumpleaños de Sofía. Gtres

Fue el pasado 2 de noviembre cuando, con motivo del 80 cumpleaños de la reina Sofía, quedó patente de cara a la galería la imagen rehabilitada de Cristina como miembros de la Familia Real. Fue al borde de las escalinatas del Palacio de la Zarzuela donde tuvo lugar una foto histórica. Una imagen que recogía el pasado, el presente y el futuro de la monarquía con la Familia Real al completo incluyendo, por primera vez en casi ocho años, a la infanta Cristina con su hermano, Felipe y su cuñada reina Letizia (46). 

Marcando las distancias una vez más -pese a los deseos de su progenitora-, el rey posó con su esposa a la derecha y su madre a la izquierda. Arropando a su hermana, de nuevo, la infanta Elena, la primogénita de los eméritos, que se fotografió con Cristina a su lado y su hijo mayor, Froilán, al otro. 

Sin lugar a dudas, se trató de una jornada muy especial para la madre del rey Felipe en la que consiguió reunir a sus tres hijos después de años distanciados física y emocionalmente. La implicación y posterior condena de prisión de Iñaki por el caso Nóos separó definitivamente a la infanta Cristina de su hermano, el rey de España, y de su cuñada, Letizia. Los monarcas han evitado coincidir con el matrimonio Urdangarin y Borbón en todo momento desde que en diciembre de 2011 se señalase a Iñaki y en 2013 a Cristina como presuntos implicados en la trama de corrupción que en estos días tiene entre rejas al yerno del rey emérito. Una distancia que, parece, poco a poco se va acortando mientras su presencia es más notable y los rumores con Iñaki más intensos. 

[Más información: Cristina vuelve a Zarzuela y posa con su hermano y Letizia por el cumpleaños de la reina Sofía]