La infanta Cristina (53 años) no está viviendo su mejor momento después de que Iñaki Urdangarin (50) ingresara en prisión hace unas semanas. Al parecer, la hermana de Felipe VI (50) ya visitó a su marido en la cárcel, y para evitar que su imagen entrando en el recinto se hiciera público habría contado con el apoyo de sus amigos más cercanos, con sus casas incluidas. 

Noticias relacionadas

La infanta acudió a la cárcel el pasado domingo para ver a su marido, con quien estuvo 40 minutos, según adelantó Informalia el pasado lunes. La hermana del rey cumplió con todos los requisitos que exige Instituciones Penitenciarias, salvo por el hecho de que acudió con un horario diferente al establecido, una posibilidad que ya contempla este organismo para situaciones excepcionales como la que vive el matrimonio. 

Uno de los apoyos fundamentales en los cinco años que Urdangarin tiene que estar en la cárcel es Rita Allendasalazar, una vieja amiga de la infanta Elena (54) que posee una finca próxima a la prisión que habría sido su refugio durante su visita a la prisión de Brieva. El terreno, propiedad de la aristócrata y de su marido José María Álvarez de Toledo, conde de la Ventosa, cumple los requisitos indispensables para la hermana del rey. 

La finca tiene un terreno de 123 hectáreas y se encuentra situado entre Muñopedro y Labajos, en Segovia, a poco más de media hora de Brieva. La finca bien podría ser un palacete, con todo tipo de lujos y comodidades: piscina, cancha de tenis, patios, jardines... todo lo necesario para que el mal trago de la infanta sea más llevadero.

Una imagen de la finca de sus amigos. Google.

La relación entre los Allendasalazar y la Familia Real viene de lejos. El padre de Rito, José María Allendasalazar, conde de Montefuerte y de Alpuente y marqués de Santa Cristina y Casariego, fue jefe de protocolo de Casa Real y mano derecha del rey Juan Carlos. Fruto de esta cercanía, los hijos de estos se relacionaron desde muy jóvenes y surgió una fuerte amistad que se mantiene hasta la actualidad. Rita y Elena se conocieron de niñas ya que tenían el mismo profesor para montar a caballo, el capitán Fernando Basaín, que les daba clases en El Prado. 

Es habitual que las dos mujeres salgan juntas a realizar distintos planes por Madrid: visitar la feria del libro, ir a montar a caballo, salir a comer... En todos estos años tanto Rita como Elena han demostrado ser de esas amigas que están para lo bueno y para lo malo. Cuando Rita enfermó de cáncer, la infanta se mantuvo a su lado y la acompañó muchas noches en el hospital. 

La infanta Elena con su amiga por las calles de Madrid.

Rita también estuvo a su lado cuando Elena se divorció de Marichalar (55), ayudándola incluso en la mudanza del chalé del domicilio conyugal en Ortega y Gasset a un chalé de la colonia Fuente del Berro. 

Rita y el conde de la Ventosa están casados, pero no tienen hijos. La pareja contrajo matrimonio en junio de 1986 después de que declararan nulo el matrimonio del aristócrata con su primera mujer. Es habitual que el matrimonio ceda sus viviendas a Elena, y en esta ocasión también a su hermana. Los distintos inmuebles que posee el matrimonio por la geografía española ya han servido de refugio para la infanta en varias ocasiones, como cuando se marchó a la casa que poseen en la playa de Valencia tras el divorcio de Marichalar. 

Iñaki Urdangarin ingresó hace un par de semanas en la cárcel de Brieva (Ávila) donde cumplirá la pena de cinco años y diez meses de prisión por el caso Noos. Se trata de una cárcel para mujeres, en la que estuvo preso Luis Roldán (74). 

Tras entrar en prisión, el exjugador de Balonmano, que se encuentra aislado del resto de presas en un módulo a parte, se ha volcado en la fe para superar este trance. Al parecer, la propia Pilar Eyre (66) afirmó que este fue uno de los "condicionantes que influyeron en la elección de esta prisión de mujeres". El marido de la infanta se ha llevado a la cárcel un rosario y una imagen de la virgen Blanca, patrona de Vitoria, que le dio su madre cuando era pequeño. Él se refugia en la religión mientras que ella encuentra cobijo en su familia y amigos. 

[Más información: La primera visita de Iñaki Urdangarin en prisión: la de su madre Claire]