Según la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), el lavado de las toallas hay que hacerlo una vez por semana, siempre que hablemos de las que utilizamos en casa. Si son las que usamos en el gimnasio es mejor ponerlas en la lavadora después de cada uso. Y en cualquier ámbito, mejor no compartir nunca las toallas, que sean de uso particular.

Las toallas de baño siempre están mojadas, por eso suelen adquirir un desagradable olor a humedad después de varios usos. Por suerte, existen algunos trucos y consejos, así como productos naturales, que te ayudarán a eliminar el olor a humedad de tus toallas. ¿Quieres conocerlos? ¡Sigue leyendo!

Puesto que son un elemento en constante uso, es normal que se ensucien con bastante facilidad. Además, el contacto directo con la piel y la humedad continua suelen convertir las toallas en un foco para la proliferación de hongos y bacterias. Descubre a continuación cómo quitar el olor a humedad de las toallas de baño.

Consejos para eliminar el olor a humedad de las toallas

A todos nos resulta incómodo el mal olor en las toallas, así como en cualquier prenda. Por eso, además de lavarlas de forma regular, es imprescindible saber cómo quitar el olor a humedad de los tejidos. Presta atención a las siguientes recomendaciones.

Lo ideal para evitar el mal olor en las toallas es ponerlas a secar al aire libre justo después de su uso. Además, es conveniente que las cambies muy a menudo, ya que el exceso de humedad y la aparición de microorganismos favorecen este problema.

Ahora bien, si ya ha aparecido el mal olor en las toallas, hay algunas medidas que pueden ayudarte a solucionarlo. Toma nota de los mejores trucos para eliminar el olor a humedad.

1. Evita ponerlas en el cesto de la ropa sucia

Este es un gran error que seguro cometes sin saberlo, así que no lo hagas. Cuando tengas que lavar las toallas, hazlo de inmediato. La razón es porque al echarlas al cesto de la ropa sucia y dejarlas varios días mojadas esperando su lavado, seguro empeorará el problema.

De hecho, aunque parezca que las toallas están secas, los tejidos sucios ya contienen gérmenes y bacterias que acrecientan este incoveniente. Además, dejarlas sucias durante mucho tiempo hará que adquieran un tono amarillento y un aspecto poco agradable.

2. Utiliza la cantidad justa de detergente

Otra recomendación para eliminar el mal olor en las toallas es utilizar una cantidad moderada de jabón líquido o detergente. Es cierto que estos productos facilitan la limpieza así como su desinfección, no obstante, en exceso acabarán deteriorando los tejidos.

Esto es así porque cuando quedan residuos de jabón en las toallas, aumentará la susceptibilidad a la hora de adquirir mal olor tras su utilización. De hecho, el exceso de jabón es la principal razón de que la toalla pierda su capacidad absorbente.

3. Bicarbonato de sodio para el mal olor en las toallas

Un truco sano y natural que puedes emplear para quitar el olor a humedad de los tejidos es el bicarbonato de sodio. Es tan sencillo de utilizar como sustituir el detergente por este producto para lavar las toallas.

Esta opción es ideal cuando las toallas ya han adquirido mal olor, pues gracias a sus propiedades elimina el moho, las bacterias y limpia los tejido por completo. Tanto es así, que la eficacia del bicarbonato de sodio para eliminar el olor a humedad ha sido comprobada por numerosos estudios.

Su eficacia a la hora de desinfectar, así como de eliminar los malos olores, es innegable, así que para beneficiarte del uso de este producto, sigue las siguientes recomendaciones:

  • Lo primero que debes hacer es verter una taza de bicarbonato en un barreño con agua caliente.

  • A continuación, pon a remojo las toallas unos 20 minutos.

  • Después, enjuaga de forma habitual y deja que se sequen al aire libre. Si reciben durante un rato la luz del sol contribuirás a quitar el olor a humedad de los tejidos de forma más efectiva.

  • En caso de que la toalla tenga manchas difíciles, puedes aplicar el bicarbonato directamente sobre las manchas y frotar con energía.

  • Por último, añade un poco de bicarbonato a la lavadora en el cajetín del detergente.

4. Vinagre de vino blanco

Este otro producto natural también es muy útil para eliminar el olor a humedad de las toallas. El vinagre blanco tiene la capacidad de neutralizar los malos olores, además, resulta muy útil para combatir hongos y bacterias, según han demostrado varios estudios.

Pero eso no es todo, ya que sus propiedades contribuyen a mantener los tejidos como nuevos, a aportarles esponjosidad y a acabar con los residuos causantes de las manchas. De igual manera, es perfecto para reemplazar los suavizantes comerciales.

Instrucciones para su utilización:

  • La primera opción para utilizar este producto es agregarlo al ciclo de lavado cuando pongas la lavadora.

  • Para utilizarlo en lavados a mano, es preferible diluirlo en agua caliente y dejar las toallas en remojo entre 15 y 20 minutos.

  • Para concluir, si además de mal olor en las toallas tienen manchas difíciles, frota de manera directa el producto sobre la toalla.

5. Guarda las toallas de forma correcta

Después de eliminar el olor a humedad de las toallas, tendrás que mantenerlas limpias para evitar su resurgimiento. Para ello, debes asegurarte de que están secas por completo cuando vayas a guardarlas.

No importa tanto que las seques al aire libre o en una secadora, como que te asegures de que están totalmente secas antes de proceder a doblarlas y guardarlas. De hecho, lo ideal es que examines el lugar donde las guardas, pues a veces pueden ser un foco de humedad.

Por último, si descubres que tienes humedad en los armarios, puedes hacer bolsitas con sal, arroz o café y ponerlas dentro. Este truco tan sencillo ayudará a absorberla y a prevenir el mal olor en las toallas. Ten en cuenta estos consejos para quitar el olor a humedad de los tejidos.

También te puede interesar...