Es cierto que en España nos encanta el verano, tomar el sol, broncearnos... Uno de los motivos de nuestras ansias porque llegue el buen tiempo es poder disfrutar de la playa y la piscina para conseguir el bronceado ideal. Pero por desgracia, el tiempo pasa demasiado deprisa y no queremos que ese bronceado de verano se nos vaya muy rápido.

Si quieres mantener el bronceado durante todo el verano sigue los siguientes consejos y disfrutarás de una piel morena y bonita durante más tiempo. Así parecerá que vives de forma continua en unas vacaciones veraniegas. Toma nota, ¡comenzamos!

Cómo mantener el bronceado de forma natural

Para que tu piel se broncee de manera uniforme, es aconsejable mantener ciertos hábitos, como hacer una exfoliación y mantenerla bien hidratada. De este modo, obtendremos un bronceado homogéneo al mismo tiempo que cuidas la piel. También debes protegerte de forma adecuada cuando vayas a tomar el sol y seguir los siguientes consejos.

1. Alimentación para prolongar el bronceado

Las zanahorias son una de las grandes bases de la alimentación para mantener el bronceado todo el verano y prolongarlo mucho más tiempo. Junto a ellas, también puedes consumir tomate antes de tomar el sol para obtener un bronceado con un toque dorado. También puedes ingerir frutos rojos como las fresas o las moras ya que, además de grandes cantidades de vitaminas y antioxidantes, son perfectos para la piel.

2. Infusiones de té como acelerador de bronceado

Son muy buenas para nuestro cuerpo y también lo serán para el bronceado de verano. No obstante, en este caso tendrás que hacer un té y lavarte el rostro con él. Así, nuestra piel parecerá más morena durante más tiempo. Después, aplica una crema hidratante ya que notarás la piel un poco seca.

3. Hidrátate desde el interior

Debes mantener una hidratación adecuada no solo de forma externa, pues nuestro organismo también necesita agua en abundancia para estar sano. Por ello es conveniente estar siempre hidratados, sobre todo en verano. Además, la elasticidad de la piel se verá más sana y saludable.

4. Utiliza aftersun

Protege tu piel después de una jornada de playa o piscina con tu aftersun habitual. También puedes comprar alguno con efecto prolongador del bronceado que, aunque será un poco más caro, obtendrás el resultado deseado.

After sun loción, intensificadora del bronceado

5. Haz deporte de forma habitual

Sabemos que el calor no es propicio para hacer deporte. Sin embargo, el simple hecho de caminar todos los días ya te ayudará a mantener una piel brillante, porque se activa la circulación y se nos oxigena.

6. Toma mucha vitamina C

Para poder mantener el bronceado todo el verano no te olvides de ingerir vitamina C, pues gracias a ella potenciarás la creación de colágeno. Tu piel se mostrará más radiante, aportándonos firmeza y ayudando a evitar los daños de la radiación solar.

Como hemos visto, no hay una fórmula mágica para poder mantener el bronceado durante todo el verano, aunque estos consejos pueden ayudarte mucho. En cualquier caso, toma el sol con moderación y cuídate tanto por dentro como por fuera.

Cómo prolongar el bronceado del verano

Es cierto que si estamos varios días sin tomar el sol, enseguida perdemos el color. Por ello, te ofrecemos una serie de consejos saludables para mantener el bronceado de verano durante el máximo tiempo posible.

  • Ciertos alimentos que contienen componentes beneficiosos para la piel, como el betacaroteno, contienen también altos índices de vitaminas y antioxidantes que ayudan a mantener el bronceado de verano. Además de la zanahoria y el tomate, la calabaza y la batata también favorecen el bronceado. Algunos frutos secos, como los pistachos, estimulan la melanina, así como el salmón también tiene propiedades que fomentan el bronceado.

  • Existen cremas prolongadoras del bronceado que conservan la melanina durante más tiempo, reparan la piel y contienen aloe vera y antioxidantes. Además, también las hay con acelerador de bronceado, pero aplícalas de forma uniforme o tu piel quedará a rodales.

  • Exfoliar tu piel una vez a la semana oxigena los poros, la mantiene suave y el color de tu cuerpo quedará uniforme. Elimina las impurezas y los restos de piel muerta, consiguiendo un resultado impecable.

  • El aceite con nuez es un acelerador del bronceado que puedes preparar tú mismo, pues solo necesitas estos ingredientes: una taza de aceite de coco, una taza de aceite de almendras, dos cucharadas pequeñas de extracto de cáscara de nuez y dos cucharadas de vaselina. Mezcla todo muy bien en un bol y unta tu cuerpo y rostro con esta mezcla. Puedes conservarlo varios días en el frigorífico.

  • La henna es un pigmento natural que ayuda a oscurecer la piel. Su efecto puede durar hasta varias semanas en tu cuerpo aunque te bañes a diario, ya que resiste al agua. Para ello, disuelve una cucharada de henna en la bañera e introdúcete durante cinco minutos.

  • El agua fría también estimula la circulación sanguínea, por lo tanto tiene un efecto prolongador del bronceado sobre la piel. Por el contrario, el agua caliente la deshidrata y hace que el bronceado de verano dure menos.

  • Después de la depilación la piel queda más sensible y menos protegida frente a los rayos solares. Si tomas el sol justo después de depilarte estarás más expuesta a la aparición de manchas, quemaduras e irritaciones en la piel, entre otros daños.

  • No es necesario que permanezcas tres o cuatro horas todos los días tostándote al sol para obtener un broceado deslumbrante. Al contrario, es bastante perjudicial para la piel hacer eso. Es mejor hacerlo de forma más frecuente pero menos tiempo, así que 20 o 30 minutos al día será suficiente.

Con estos consejos conseguirás mantener el bronceado durante mucho más tiempo sin necesidad de cremas ni ningún acelerador de bronceado comercial. ¡Ahora ya puedes disfrutar de tu bronceado de verano!

También te puede interesar...