El microondas es un electrodoméstico que llegó a nuestra vida para facilitar el día a día. Y gracias a su rapidez, se ha convertido en un aparato indispensable que calienta la comida en cuestión de minutos. Incluso puedes descongelar de forma rápida cualquier alimento. Pero, ¿sabes cómo limpiar microondas de manera eficaz?

Como todos los electrodomésticos del hogar, acumula bacterias, gérmenes y restos de comida que ocasionan malos olores. Este desagradable problema puede hacer que nuestros alimentos adquieran sabores y olores extraños. Presta atención, en este artículo te mostramos cómo limpiar el microondas con unos valiosos remedios caseros. 

1. Limpiar microondas con limón

El limón tiene propiedades antibacterianas y desinfectantes, por lo que es una excelente alternativa para eliminar los malos olores y los gérmenes acumulados en las paredes y el plato del microondas. Además, ayuda a desprender la grasa, dejando este aparato higienizado, limpio y aromatizado. Así, evitaremos no solo olores extraños, sino también problemas de salud.

Asimismo, es un remedio muy económico y efectivo con el que obtendrás excelentes resultados. Y solo necesitas 250 mililitros de agua y un limón. La manera de proceder a limpiar microondas con limón es colocar el agua en un vaso o contenedor apto para el microondas, si es posible de vidrio, y colocar dentro el limón en rodajas, exprimido junto al agua, o bien las dos cosas a la vez.

  1. Introduce el recipiente con el agua y el limón dentro del microondas y ponlo en marcha a máxima potencia durante 3 o 5 minutos o hasta que el agua hierva. Lo notarás porque el vidrio se empaña y observarás las burbujas en el agua con limón. 
  2. Apaga el microondas y retira el recipiente con el agua con la ayuda de un guante de cocina o un trapo para no quemarte.
  3. Retira los restos de grasa con la ayuda de una esponja, incluido el plato del microondas.
  4. Pasa un paño seco y limpio para eliminar todos los restos.

Y así de fácil es limpiar microondas con limón, pero existen otras técnicas muy efectivas.

2. Otra alternativa para limpiar el microondas con limón

Además del remedio que te hemos contado para limpiar microondas, puedes hacerlo también de la siguiente manera. Además, es una alternativa muy eficaz también pero menos engorrosa. Para ello, necesitas una esponja, agua, aceite esencial o zumo de limón y una botella con pulverizador.

  1. Para empezar a utilizar esta técnica, añade a la botella con pulverizador agua y 5 gotas de aceite esencial de limón o el zumo natural de un limón. Con un chorrito será más que suficiente.
  2. Empapa la esponja con esta mezcla e introdúcela dentro del electrodoméstico.
  3. Con la ayuda del pulverizador, extiende la mezcla por las paredes y el plato del microondas, ciérralo y ponlo en funcionamiento a potencia media con la esponja dentro durante 5 minutos.
  4. Pasado este tiempo, deja reposar otros 5 minutos y, con la ayuda de la esponja caliente, retira los restos de grasa y alimentos que queden dentro del aparato.
  5. Por último, utiliza un paño para secar y dar brillo

Para que te sea más cómodo limpiar el plato del microondas, puedes extraerlo y limpiarlo en el fregadero, o incluso puedes introducirlo en el lavavajillas para una limpieza más exhaustiva.

3. Vinagre blanco con bicarbonato de sodio

Este remedio es muy similar a los anteriores, además estos dos ingredientes tienen grandes propiedades desinfectantes y limpiadoras. Para limpiar un microondas con vinagre y bicarbonato necesitas medio litro de agua, una cucharada de vinagre blanco y una cucharada de bicarbonato de sodio.

  1. En primer lugar, mezcla en un bol el agua con una cucharada de vinagre blanco y remueve.
  2. Introduce el bol dentro del electrodoméstico y enciende durante unos 5 u 8 minutos o hasta que se haya evaporado la mitad del agua más o menos.
  3. Apaga el microondas y deja reposar el bol dentro durante unos 10 minutos más para que los vapores del vinagre consigan desincrustar todos los restos de comida y grasa acumulados dentro del electrodoméstico. Así el vapor llegará a todas las esquinas, incluido el plato del microondas.
  4. Abre y retira el recipiente con el agua y vinagre con mucho cuidado de no quemarte. A continuación, espolvorea la cucharada de bicarbonato de sodio encima de una esponja suave y restriega para desincrustar los restos acumulados y la grasa. Así conseguirás eliminar las manchas que el vapor de agua ha ablandado.
  5. Por último, ayúdate de un paño limpio para secar y aportar brillo a la superficie. Puedes hacer con el plato del microondas lo que dijimos en el apartado anterior si te resulta más cómodo limpiarlo fuera.

Consejos para limpiar microondas

  • Puedes llevar a cabo cualquiera de los trucos que te hemos mostrado al menos dos veces al mes para evitar la acumulación de restos de comida y grasa. Además, desinfectarás y podrás prevenir la acumulación de bacterias. Ten en cuenta que, aunque utilices tapaderas especiales para prevenir salpicaduras, siempre se acaba ensuciando.
  • Limpia el plato del microondas y todo el interior después de cada uso, así aprovechas que está caliente y solo tendrás que usar un paño limpio y seco para eliminar los restos de comida. De este modo evitarás su acumulación.
  • Saca el plato del microondas con frecuencia y lávalo como te hemos explicado más arriba.
  • Utiliza siempre tapas o accesorios exclusivos siempre que calientes algo para evitar salpicaduras o esparcimiento de líquidos o salsas.
  • Si algún alimento se derramó dentro del microondas no dejes que se seque, límpialo de inmediato.