Según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en su 'Informe de Consumo Alimentario en España': la pizza es el segundo plato más consumido en España tras la ensalada verde. Y es que la pizza es una comida bastante rápida y fácil de elaborar. Sin embargo, puede pasar que tengas muchas ganas de comerte una pero la pereza de ponerte a amasar te frene. No te preocupes, esta receta de pizza en taza es perfecta cuando tienes ganas de comer pizza y no dispones de tiempo para hacer la masa.

También puede ocurrir que estés tú solo para comer y no quieras que sobre. Preparar una pizza a la taza en microondas es una forma sencilla de disfrutar de una ración de pizza casera en tan solo dos minutos. ¿Quieres saber cómo?

Cómo hacer una pizza en taza

Esta receta de pizza a la taza en microondas contiene la cantidad ideal para una sola persona, así no tendrás que cocinar ni comer más de la cuenta. Además, de todas las recetas con pizza, esta es una de las más originales. De hecho, estamos convencidos de que esta receta te encantará.

Para elaborar la pizza en taza solo necesitas un microondas, una taza y un par de minutos para poder disfrutar de esta rica comida italiana sin tener que hacer la masa ni esperar para que fermente. Es tan sencillo que querrás probarlo de inmediato. Toma nota, esta es la receta de pizza a la taza en microondas.

  • Comensales: 1

  • Tiempo de elaboración: 15 minutos

  • Dificultad: baja

Ingredientes:

  • 4 cucharadas de harina

  • 2 cucharadas de leche o agua

  • 1 cucharada de aceite de oliva

  • 1 cucharadita de levadura química

  • 1 pizca de sal

  • Tomate frito o concentrado de tomate

  • Queso mozzarella rallado o en polvo

  • Una pizca de orégano

  • Cualquier ingrediente de tu agrado: atún, peperoni, jamón, beicon, salami, vegetales…

Necesitarás:

  • Una taza apta para microondas

Pasos para elaborar pizza a la taza en microondas

  1. Para comenzar esta sencilla receta de pizza en taza, asegúrate de que la taza que hayas escogido sea apta para microondas. Después, coloca en ella primero los ingredientes secos, es decir, la harina, la levadura química y la sal. A continuación, tendrás que remover un poco con un tenedor o cuchara para que se integren bien todos los ingredientes.

  2. El siguiente paso es añadir la leche o agua y el aceite, removiendo bien con un tenedor para mezclar todos los ingredientes que formarán la masa de nuestra pizza a la taza en microondas. Tienes que remover hasta conseguir una masa de textura homogénea de consistencia similar a la que obtendrías si amasaras con las manos.

  3. Si tu masa ha quedado un poco seca, puedes añadir una cucharadita más de agua o leche. Esto lo valorarás a medida que amases, ya que cada harina absorbe líquido de manera diferente. Ten cuidado al añadir más líquido y hazlo poco a poco, pues si te pasas tendrás que volver a añadir harina y la taza puede quedarse pequeña para tanta cantidad de masa.

  4. Una vez conseguida la textura adecuada, aplasta la masa sobre la taza con una cuchara para formar la base de tu pizza. Además, para asegurarte de que la masa no quede cruda por ninguna parte y que tu pizza a la taza en microondas se cocine de manera uniforme, puedes realizar varios pinchazos con un tenedor por toda la masa.

  5. Ahora pasamos a añadir los ingredientes para elaborar esta deliciosa mini pizza en taza crujiente. En primer lugar, añade el tomate encima de la base que acabas de elaborar con la ayuda de una cuchara. Puedes utilizar tomate frito, salsa concentrada de tomate o incluso salsa barbacoa, según tus gustos. Lo importante es cubrir bien la masa con el tomate para que, al comerla, no esté demasiado seca.

  6. A continuación, añade el queso mozzarella rallado o en polvo, ya que la elección de uno u otro dependerá de tus preferencias. Además, puedes elegir cualquier tipo de queso.

  7. Ahora es el momento de añadir el resto de ingredientes que hayas seleccionado para tu pizza a la taza en microondas, como peperoni, atún, jamón, alcaparras, aceitunas, cebolla, chorizo, beicon… Puedes poner cualquier alimento que se te ocurra, como en todas las recetas con pizza.

  8. Cuando tengas preparada tu pizza en taza con todos los ingredientes, es el momento de darle el último toque antes de introducirla en el microondas. Se trata de añadir un poco de orégano para aportar ese toque aromático y el inconfundible sabor a pizza italiana. A pesar de ello, si esta especia no te gusta, puedes saltarte este paso o sustituirla por otra similar, como la albahaca.

  9. El último paso es meter tu pizza en el microondas para que se cocine. Nuestro consejo es que programes 2 minutos a máxima potencia, aunque dependerá mucho de cada microondas. De este modo, si crees que se hará demasiado, prográmalo 30 segundos menos hasta dar con la temperatura y tiempo óptimos. En cualquier caso, ten cuidado de no quemarte al sacar la taza.

  10. ¡Tu pizza está lista! Puedes comerla con un tenedor directamente de la taza o sacarla y ponerla en un plato para disfrutar de tu pizza en taza.

Ahora que ya sabes cómo hacer una de las recetas con pizza más rápidas y sencillas, esta elaboración podría salvarte de cualquier antojo o de un día que llegues tarde del trabajo y no te apetezca cocinar. Incluso si no tienes horno ni microondas, puedes elaborar pizzas en una sartén.

Por último, si te resulta difícil amasar la pizza en la taza, puedes hacerlo con las manos sobre alguna superficie, aunque la clave de esta receta es la rapidez de elaboración, por lo que te aconsejamos removerla con el tenedor. ¡Qué aproveche!

También te puede interesar...