Si se trata de un atasco de inodoro simple, existe una solución casera que suele dar resultado. Se trata del uso de un desatascador, una pieza compuesta por un mango y una ventosa de goma que, al usarlo en el inodoro, permite crear un efecto de vacío capaz de descongestionar las tuberías. El problema es que la presencia de este instrumento no es tan frecuente en las casas españolas, y menos, un desatascador del tamaño suficiente para cubrir por completo el hueco del váter. Por eso, te damos otras soluciones caseras para desatascar el inodoro.

Cómo desatascar un inodoro con distintos métodos

Lo primero que debes tener en cuenta es que, si el atasco es demasiado grave, quizás sí tengas que solicitar la ayuda de un experto. Sin embargo, para casos más leves, te contamos cómo hacerlo con un desatascador casero. Según el tipo de atasco, los métodos más efectivos para solucionarlo son los siguientes:

  • Atasco leve: en el supuesto de que un objeto haya obstruido la circulación del agua, pero el atasco sea leve, solo tienes que conseguir que el objeto siga su recorrido. Para ello, lo primero será utilizar un desatascador de tuberías de ventosa y realizar movimientos rápidos y repetitivos para crear vacío y que el objeto se mueva. A continuación, llena un cubo grande de agua para conseguir un extra de este líquido y vértelo en el inodoro al mismo tiempo que tiras de la cadena. Así será como una doble descarga, pero haz que caiga con fuerza para que impulse lo que ha provocado el atasco.

  • Para un atasco moderado: en este caso debes utilizar productos específicos para desatascar WC, son económicos y muy efectivos. Lo único que debes hacer es verter el desatascador de tuberías por el inodoro y dejarlo actuar durante los minutos que te indique el envase. El producto irá deshaciendo la obstrucción para permitir de nuevo el paso del agua. Para una mayor efectividad, te recomendamos que lo viertas antes de ir a dormir y lo dejes actuar toda la noche. De este modo, te asegurarás de que se elimina por completo la obturación.

  • Atascos más graves: si el taponamiento es grave, tendrás que recurrir a remedios caseros más potentes. Nuestra recomendación es la sosa cáustica, pero debes saber que es un producto bastante peligroso y hay que manipularlo con cuidado, pues podría ocasionarte quemaduras. Lee las instrucciones de uso y déjala actuar tan solo unos segundos, pues es un activo muy potente que puede dañar las superficies.

Consejos para desatascar tu inodoro

El principal motivo, y el más común del atasco del WC, es porque las cañerías son demasiado estrechas y hacemos un uso inadecuado de él. Si arrojas demasiado papel en una sola descarga, plásticos, toallitas no degradables o productos de higiene íntima, será muy normal que esto ocurra.

Por lo general, con un desatascador casero como una escobilla o una fregona debería ser suficiente. No obstante, si con esto no basta, puedes intentar los siguientes trucos:

  1. Como hemos dicho, puedes intentar desatascar WC con una fregona, repitiendo el mismo procedimiento que con el desatascador de ventosa. Para ello, solo tienes que colocar el mocho generando vacío y realizar los mismos movimientos que con el desatascador hasta eliminar por completo la obstrucción.

  2. Otra opción es utilizar un desatascador de tuberías más potente, como por ejemplo el agua fuerte. Pero, al igual que ocurre con la sosa cáustica, es un producto muy corrosivo y podría dañar la superficie. Por este motivo, debes seguir las instrucciones del envase al pie de la letra y no dejar el producto más tiempo del indicado por el fabricante. Es muy efectivo si se emplea de manera correcta, pero cuidado con sus vapores tóxicos.

  3. Un auténtico desatascador casero es utilizar un alambre o una percha. Puede que no sea el método más usado ni el más conocido, sin embargo, es muy efectivo. Coge el garfio de la percha, o realiza la misma forma con un alambre resistente e introdúcelo en el inodoro hasta encontrar el atasco. Una vez te topes con el tapón, intenta sacarlo o romper la obstrucción para permitir el paso del agua. Ten mucho cuidado de que no se te cuele la percha o el alambre por el agujero, de lo contrario producirás un atasco todavía peor.

Como habrás podido comprobar, son muchos los problemas con los que te puedes encontrar si se produce un atasco en tu váter. Entre ellos, podría desbordarse el agua del inodoro y el agua se queda estancada en el WC en lugar de circular por la tubería. Además, tendrás problemas de higiene y desagradables olores constantes.

Por todos estos motivos, un buen desatascador de tuberías podría venirte de perlas, así que te recomendamos tener uno siempre en casa. Quién sabe cuándo puede obstruirse una tubería y podrías necesitar su ayuda. Es muy desagradable tener un váter atascado, por lo que es de vital importancia solucionarlo de inmediato. Si la obstrucción es demasiado severa y has probado todos estos métodos sin obtener un resultado satisfactorio, es el momento de llamar a un profesional.

Como hemos dicho, un desatascador casero podría no ser suficiente. Esperamos haberte ayudado con este problema que, de no ser resuelto a tiempo, podría ocasionar graves roturas en las tuberías debido a la presión del agua.

También te puede interesar...