¡Recupera la belleza de tu vagina!

¡Recupera la belleza de tu vagina!

¿Cómo hacer... ?

Cómo tener una vagina joven: remedios estéticos

Tener una vagina joven es posible gracias a los avances de la medicina estética y cosmética. Estos son todos los remedios que están a tu alcance. 

Tener una vagina sana es importantísimo, no solo para las relaciones de pareja, y para la práctica de sexo sino también para nuestra salud.

Gracias a tratamientos estéticos, podemos mantenernos más jóvenes y guapas, incluida la zona íntima, ya no hay que saber de psicología para entender lo importante que es nuestra imagen personal . Existen tratamientos que nos permiten realizar un rejuvenecimiento vaginal, eliminar la grasa sobrante del monte de venus, aumentar la sensibilidad del punto G, mejorar el aspecto de los labios genitales o incluso reconstruir el himen. Esta mejora en el aspecto puede hacer que superemos dificultades como el vaginismo producido en muchas ocasiones, por causas psicológicas que impiden la penetración vaginal.

A continuación, vamos a tratar en detalle en qué consisten estos tratamientos para mantener la vagina joven.

Rejuvenecimiento vaginal

Con la edad o por herencia genética puede ocurrir que se produzca una relajación de las paredes vaginales, lo que conlleva problemas como la pérdida de orina o la disminución de placer, así como la dificultad de llegar al orgasmo o la cantidad de lubricación generada cuando se mantienen relaciones sexuales. Por suerte este problema tiene solución, que consiste básicamente en estrechar la vagina y hacer que la tensión de las pareces vaginales se recuperen.

El tratamiento se puede realizar con láser y el proceso tiene una duración aproximada de 30 a 50 minutos. Lo ideal es realizar sesiones cada cuatro semanas hasta completar un total de 5 y después hacer sesiones de mantenimiento cada dos años. Cabe destacar que una vez se realiza una sesión, no se deben mantener relaciones sexuales hasta pasados tres días.

Liposucción del Monte de Venus

Se trata de una pequeña liposucción que nos permite eliminar el exceso de grasa que se acumula en el Monte de Venus, lo que mejora notablemente el aspecto del pubis. Es una intervención muy sencilla, se realiza con anestesia local y se completa en aproximadamente media hora. Muchas mujeres aprovechan la grasa resultante para inyectarla en otra zona, por ejemplo, para aumentar el pecho.

Si no se quiere pasar por quirófano, podemos hacer sesiones de radiofrecuencia con el mismo objetivo. Se consigue un resultado muy similar por mucho menos dinero, pero hace falta someterse a varias sesiones, con lo cual el proceso se alarga bastante. Normalmente suelen hacer falta 5 sesiones.

Aumenta la sensibilidad del punto G

A muchas mujeres les cuesta obtener placer en las relaciones sexuales y llegar al orgasmo puede ser todo un hándicap. El punto G es un área completamente rodeada de tejido nervioso, localizado en la pared anterior de la vagina y, en el momento que se estimula, se logra aumentar la calidad de los orgasmos y, en general, el placer sexual.

Lo que se suele hacer en los tratamientos para aumentar su sensibilidad es incrementar el tamaño del punto G mediante una inyección de ácido hialurónico que provoca que esta zona sea más accesible y pueda estimularse directamente para así producir un mayor grado de excitación sexual.

Es un método seguro y sencillo que se realiza con anestesia local. El proceso dura apenas un cuarto de hora y sus resultados duran alrededor de cuatro meses.

Mejora el aspecto de los labios genitales

La hipertrofia de los labios menores puede crear asimetrías visibles o dar una apariencia arrugada, además de un aumento de pigmentación a la zona genital. Estos cambios pueden generar problemas de higiene debido a la dificultad añadida a la hora de lavar la zona, así como inflamaciones crónicas, molestias debidas al uso de ropa muy ajustada o mientras se mantienen relaciones sexuales.

Muchas mujeres pueden nacer con los labios grandes, pero otras pueden llegar a desarrollar esta condición o bien cuando dan a luz o simplemente con la edad. La intervención requiere una o dos horas para completarse, se suele hacer con anestesia local y sedación, no deja cicatrices perceptibles. Los resultados son muy satisfactorios para las mujeres que se deciden a hacer este tipo de cirugía.

Reconstrucción del himen

La reconstrucción del himen, también conocida como himenoplastia, consiste en restaurar la membrana que rodea la apertura de la vagina. El himen suele desgarrarse debido a un traumatismo o a una relación sexual y suele estar relacionado con la pérdida de la virginidad de una mujer, aunque hay mujeres vírgenes que tienen el himen desgarrado.

Es una técnica muy sencilla y es España suele solicitarse mucho motivado básicamente por temas culturales o religiosos. La cirugía es sencilla, se realiza en aproximadamente una hora y deja unas pequeñas cicatrices imperceptibles. Para poder volver a mantener relaciones sexuales tras la reconstrucción del himen deben pasar al menos cuatro semanas.