Perro acercándose con alegría y jovialidad

Perro acercándose con alegría y jovialidad

¿Cómo hacer... ?

Cómo adiestrar a un perro para hacer trucos sencillos

Si quieres entrenar a un cachorro para realizar algunos trucos básicos, es posible lograr buenos resultados con un poco de entrenamiento, paciencia y constancia. Sigue estos consejos y te resultará muy sencillo comenzar a adiestrar a un perro.

El adiestramiento básico de nuestro perro es fundamental si queremos que se comporte adecuadamente en toda situación. Cosas tan simples como conseguir que nuestro perro se siente, acuda a nuestra llamada o sepa pasear a nuestro lado con la correa sin tirar de ella, es algo que todos esperamos de nuestro perro. Por suerte, los perros son animales muy inteligentes y son capaces de aprender a realizar estas acciones de una forma sencilla y bastante rápida, aunque requiere un poco de paciencia y constancia por tu parte a la hora de entrenar a un cachorro. Verás que con un poco de entrenamiento es posible lograr muy buenos resultados.

Cosas que no debes hacer

Antes de comenzar a adiestrar a nuestro perro, debemos tener en cuenta una serie de comportamientos que debemos evitar si queremos que el aprendizaje de nuestro fiel amigo sea satisfactorio:

  • Si tu perro realiza algún ejercicio incorrectamente, nunca debes gritarle ni reñirle y mucho menos pegarle. Es contraproducente para el adiestramiento.
  • No emplees collares de ahogo. Además de provocar daño al perro, es una práctica de adiestramiento muy cruel que puede ser sustituida por otras técnicas más efectivas y que no requieren dañar al animal.
  • No realices sesiones de entrenamiento muy largas. Entre 20 y 30 minutos es suficiente.

Las reglas básicas en el adiestramiento

  • Las ordenes de voz que des a tu perro deben ser palabras cortas y debes utilizar siempre las mismas. Por ejemplo: junto, sienta, quieto, vale
  • Lleva “golosinas” para premiar a tu mascota cuando realice correctamente los ejercicios. Por ejemplo trocitos de salchicha o galletitas para perro.
  • Ten paciencia y sé constante. Por muy listo que sea, tu perro no va a aprender el primer día.

Cómo enseñar a nuestro perro a sentarse

Este es uno de los primeros “trucos” que se suelen enseñar cuando se comienza un adiestramiento. Es un ejercicio muy sencillo que los perros suelen aprender de forma muy rápida. Para realizar el ejercicio debes colocarte de pie delante de tu perro y sujetar entre los dedos una golosina de premio. A continuación, acerca la golosina a su hocico. Cuando el perro vaya a levantar la cabeza para coger la golosina hará un movimiento similar al de sentarse, bajando los cuartos traseros. Debes decir “sit” (o la orden de voz que elijas) a la vez que bajas la mano de la golosina para conseguir que el perro siga el movimiento y se siente. Si el ejercicio no se completa correctamente no debes darle la recompensa. Repitiendo esto muchas veces, acabará asociando la palabra “sit” con que debe sentarse.

Cómo enseñar a nuestro perro a tumbarse

Este ejercicio debe enseñarse cuando el perro domine el ejercicio de sentarse, ya que se trata de una ampliación de éste. Para realizar el ejercicio, cogeremos una golosina entre nuestros dedos y daremos la orden de sentarse. Una vez que se haya sentado, colocaremos la golosina delante de su hocico y la iremos acercando hacia nosotros poco a poco y bajando la mano hacia el suelo. Cuando el perro esté próximo a tumbarse, debemos dar la orden de voz que hayamos elegido y le premiaremos con la golosina cuando se tumbe del todo.

Cómo enseñar a nuestro perro a dar la pata

Este es uno de los trucos favoritos de mucha gente que decide adiestrar a su perro y puede ser un buen ejercicio par acabar o comenzar cualquier sesión de entrenamiento. Para llevarlo a cabo debemos esconder una golosina en nuestro puño. Si quieres que te dé la pata derecha, coloca el puño con la golosina cerca de su lado izquierdo de la cara. Si quieres que te de la otra pata, el puño debe estar colocado al lado derecho de la cara del perro. Deja que tu perro intente conseguir por sus propios medios la golosina, ya que lo normal es que intente abrir tu mano con su pata. Una vez que haga esto, da la orden de voz y abre la mano para premiarlo.

Cómo entrenar a un cachorro para acudir cuando lo llamamos

Para practicar este ejercicio debemos realizarlo de forma progresiva. Primero nos alejaremos un poco de nuestro perro (unos pocos metros), sujetaremos una golosina en nuestra mano y le daremos la orden de voz de venir. Cuando acuda a nuestra llamada le daremos la golosina. Una vez que hayamos entrenado lo suficiente y consigamos que el perro acuda a nosotros estando separados solo unos pocos metros, deberemos ir incrementando la distancia progresivamente. Hay que ser muy cuidadosos con la orden de voz que damos a nuestro perro para que acuda a la llamada. Es habitual en este tipo de ejercicio mezclar la orden con el nombre del perro. Si decides decir “Ven + su nombre” es correcto, pero intenta utilizar siempre la misma orden de voz.

Cómo adiestrar a un perro para pasear sin tirar de la correa

Para realizar este ejercicio, si tu perro es muy enérgico, debes buscar un momento en el que esté lo más tranquilo posible, ya que no suele ser sencillo. Si nuestro amigo está nervioso, alterado, o muy activo, será mejor dejarlo para otro momento. Para este ejercicio hace falta que tengas a mano unas cuantas golosinas. Los pasos a seguir son los siguientes:

  • Ata a tu perro con la correa, cógela con una mano y con la otra sujeta una golosina. Ponte al lado de tu perro y di la orden de voz que hayas elegido (se suele utilizar “junto”) y cuando esté junto a ti, dale la golosina.
  • Coge otra golosina, da unos pasos, di la orden de voz y cuando tu perro vuelva a estar a tu lado, prémialo. Repite esto un par de veces más.
  • Ahora coge otra golosina y sujétala delante de su hocico sin dejar que la coja. Ve caminando en línea recta con la golosina entre los dedos de modo que tu perro camine a tu lado. Cuando hayas caminado unos metros es momento de premiar a tu fiel amigo.

Practica estas rutinas de manera regular y verás cómo cada vez resulta más sencillo enseñarle cosas nuevas.