"Con el incremento de casos nuevos, si no estamos ya en el pico, estamos muy cerca. No me atrevería a decir que hemos llegado pero las tendencias no nos indican que vayamos hacia atrás". Fernando Simón ha lanzado un mensaje optimista en la rueda de prensa tras la reunión del Comité de Gestión Técnica del coronavirus. 

A pesar de los datos, que marcan una subida de contagiados de 7937 (47.610 registrados en total) y de 738 muertos (3.434 fallecidos), el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad ha vaticinado la luz al final del túnel, al menos en cuanto a infectados. "Posiblemente estemos en el pico o muy cerca o ya yendo hacia abajo", ha manifestado.

No tan optimista se ha mostrado en cuanto a la labor que espera por delante a los profesionales sanitarios debido al periodo de trabajo posterior a que se detecte el Covid-19. Simón afirma que los datos están "en retraso respecto a los datos de transmisión. La carga es muy posible que siga creciendo para los sanitarios, observemos o no un descenso en la trasmisión".

En ese sentido, el epidemiólogo cree que "tenemos que empezar a poner el foco en otra área". Según asegura, "el pico ya no es tan importante, tenemos que pensar en la parte asistencial, en la evolución de los hospitalizados, UCIs, fallecidos y recuperados".

Simón asegura que el incremento diario de fallecidos se ha estabilizado "lo que implica que no estamos muy lejos de ese pico nacional".

Ha apuntado que cuando empiecen a descender los casos es necesario continuar con el cumplimiento de las medidas y mantener "la tensión durante más tiempo" para acabar con el coronavirus.