Que las frutas y verduras tienen bien merecida su fama de encontrarse entre los alimentos más saludables es una realidad. Y es que la mayor parte de fruta y verdura fresca tienen la característica de ser bajas en grasas y en calorías, además de aportar nutrientes que ayudan desarrollar de forma correcta las funciones diarias de nuestros cuerpos. De hecho, el consumo de fruta y verdura no sólo no está relacionado con el aumento de peso, sino que es un factor de protección contra la obesidad, de ahí que se utilicen en multitud de dietas de pérdida de peso a pesar de contener azúcares como la fructosa.

Noticias relacionadas

Otro carbohidrato muy presente en las frutas y verduras es la fibra, pero en realidad, por sus características, posee una peculiaridad: nuestro cuerpo no lo puede absorber. Por ello, no afecta al nivel de azúcar en la sangre como sí lo hacen otros carbohidratos. Este hecho debe ser tenido en cuenta para valorar los hidratos de carbono y calcular el valor neto, es decir, lo que queda de carbohidratos si no tenemos en cuenta la cantidad de fibra.

A continuación, te señalamos algunas de las principales las frutas y verduras bajas en carbohidratos.

Sandía. Esta fruta de verano tiene un contenido muy bajo de carbohidratos, con solo 7,55 gramos por 100 gramos de fruta. También es una buena fuente de vitamina A y tiene un alto contenido de agua, lo que lo convierte en un excelente alimento. Además, comer sandía sacia, algo que también puede ser útil para controlar el peso.

Fresas (y otras frutas rojas). Las frutas del bosque destacan por su bajo contenido en carbohidratos. Entre ellas, las fresas son las que poseen menor cantidad total, mientras que las moras tienen la menor cantidad de carbohidratos netos. Por cada 100 gramos de fresas, se obtiene 7,68 gramos de carbohidratos, de los cuales 2 gramos son fibra. En cambio, por cada 100 gramos de moras, la cantidad de carbohidratos aumenta hasta los 9,61 gramos, pero de ellos, 5,3 gramos corresponden a fibra. Además, ofrecen otros beneficios para la salud, ya que son excelentes fuentes de potasio y vitamina C.

Melón. Junto con la sandía esta fruta es una de las grandes protagonistas del verano. Esta popularidad es bien merecida, ya que, además de una fresca alternativa para los días de calor, contiene una baja cantidad de carbohidratos, 8,16 gramos de los cuales por cada 100 gramos, de los cuales 0,9 gramos son de fibra.

En ensaladas o en tostadas con queso fresco, el aguacate es un alimento muy recomendable. Pxfuel

Aguacates. Esta exótica fruta está de moda. Tanto es así que no hay más que asomarse a las redes sociales para comprobar que es uno de los alimentos con más seguidores, en gran parte gracias a su versatilidad y los beneficios que otorga a nuestra salud. Además de contar con un contenido de carbohidratos relativamente bajo, por cada 100 gramos de aguacate, una persona obtiene aproximadamente 8,53 gramos de carbohidratos, también son una buena fuente de grasas monoinsaturadas que pueden tener efectos protectores sobre el corazón y los vasos sanguíneos.

Melocotones. Esta fruta es unas de las más dulces golosinas que ofrece la naturaleza. Sin embargo, y sorprendentemente, su contenido en carbohidratos no es excesivo. De hecho, su contenido por cada 100 gramos es de 9,54 g, de los cuales 1,5 gramos corresponden a fibra.

Pepinos. En este caso, hay que tener en cuenta que para minimizar el consumo de carbohidratos, hay que desechar la piel, de tal forma que su contenido es de solo 2,16 gramos por cada 100 gramos de producto. Sin embargo, es cierto que la mayor parte de los nutrientes que nos ofrece este fresco alimento se encuentran en la piel, lo que significa aumentar la cantidad de carbohidratos hasta los 3,63 gramos, que, en cualquier caso, sigue siendo una cifra muy reducida.

Lechuga iceberg. Quizás una de las verduras más populares, como gran protagonista en una gran variedad de ensalada, que, además sólo contiene 2,97 gramos de carbohidratos por cada 100 gramos.

Apio. El apio es un vegetal versátil que combina bien con ensaladas y guisos. Desde el punto de vista nutricional, en cuanto a carbohidratos se refiere, es muy similar a la lechuga iceberg con sus 2,97 gramos por 100.

El champiñón puede ayudar a cuidar nuestro corazón. Wallpaper Flare

Champiñones. Los champiñones contienen también una baja proporción de carbohidratos, con sus 3,26 por cada 100 gramos. Además, su consumo está más que recomendado, ya que a lo anterior se suma que existen investigaciones que sugieren que pueden ayudar a mantener el corazón sano, así como a reducir el riesgo de algunos tipos de cáncer y diabetes tipo 2.

Espinacas.Cada 100 gramos de espinacas proporcionan 3,63 gramos de carbohidratos. Una muy baja cantidad que se suma a muchos otros beneficios, como que se trata de una muy buena fuente de hierro, calcio y magnesio. Además, puede ser especialmente útil para complementar estos minerales esenciales en una dieta vegetariana o vegana.

Tomates. Los tomates son, junto con la lechuga, los reyes de las ensaladas. A su favor tienen su agradable sabor y que solo contienen 3,89 gramos de carbohidratos por cada 100 gramos. Además, destaca su versatilidad, ya que además de crudos, también pueden consumirse asados o triturado. Entre sus ventajas también destaca que puede ayudar a reducir el riesgo de accidente cerebrovascular.