El tiempo de esta semana no nos sorprende, estando en plena primavera: estamos teniendo altibajos de temperaturas y pasaremos del sol de estos días a una segunda mitad de semana con más nubes y chaparrones. Estos podrán estar acompañados de tormenta, según informa eltiempo.es

Noticias relacionadas

Este jueves comenzará a aumentar la probabilidad de precipitación en España, precipitaciones que serán en general en forma de chubascos que pueden estar acompañados de tormenta. En esta primera jornada, las tormentas serán probables sobre todo en las comunidades de Castilla y León, Extremadura y el oeste de Castilla-La Mancha y la Comunidad de Madrid. 

Durante este día también serán probables las precipitaciones en la costa mediterránea andaluza, así como en Ceuta y Melilla, cuyo origen es el viento húmedo de levante en el Mar de Alborán, donde están previstos los avisos por fenómenos costeros. 

Con predominio de los vientos de componente sur, el aire cálido que se encuentra sobre el suroeste peninsular viajará hacia la zona norte: bajarán las máximas en el suroeste y el centro del país, mientras que en el norte habrá un importante ascenso térmico que en el Cantábrico oriental podría ser un ascenso extraordinario (10ºC más que la jornada anterior). 

Viernes y sábado pasados por agua

En los siguientes días la situación vendrá marcada por una borrasca o zona de bajas presiones, con una vaguada de aire frío en altura situada al noroeste de la península. Esta situación generará inestabilidad atmosférica. 

El viernes las tormentas serán más intensas y también más extensas. La zona más afectada será el noroeste del país: podrá haber tormentas importantes a partir del mediodía en Galicia, Asturias, Cantabria, Castilla y León y Extremadura. Se espera, también, que las precipitaciones afecten a la Comunidad de Madrid, País Vasco y La Rioja, sin que se descarten en zonas del este y sudeste del país.

Sólo serán menos probables en el oeste de Andalucía. También se esperan chaparrones en Canarias, sobre todo en las horas centrales del día y en las islas de mayor relieve, que se repetirán el sábado. 

Las tormentas del sábado serán destacadas en buena parte del país. Así, los acumulados de precipitación pueden ser elevados puntualmente, cayendo cantidades importantes en breves periodos de tiempo. Las cantidades más importantes podrían recogerse en Asturias y Galicia, aunque se espera que los chaparrones abarquen más de la mitad del mapa: desde la provincia de Huelva hasta el Pirineo, pasando por el centro peninsular. Tanto Baleares como Canarias también tendrán precipitaciones.

Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), en Baleares y Melilla el cielo estará nuboso con probables precipitaciones en general débiles que podrían ir acompañadas de barro y de alguna tormenta ocasional. En el tercio sureste peninsular, intervalos nubosos, con nubes bajas matinales y de evolución por la tarde que pueden dar lugar a algunos chubascos dispersos.

En el resto de la Península, nuboso, cubierto o con intervalos nubosos y nubosidad de evolución, con algunos chubascos débiles y dispersos a primera hora que tienden a generalizarse y a hacerse más intensos y con tormenta conforme avanza el día, pudiendo llegar a ser fuertes en el interior de Galicia, cordillera Cantábrica, sistema Central, oeste de la meseta Norte y noroeste de la meseta Sur. En Canarias no se descarta algún chubasco por la tarde en las islas de más relieve. 

El domingo podría haber de nuevo tormentas avanzando desde el oeste hacia el nordeste, quedando por la tarde restringidas a la mitad norte del país. Se espera que sean menos intensas que en los días previos.

"La inestabilidad se desplaza hacia el este, con precipitaciones abundantes acompañadas de tormenta, principalmente por la tarde, afectando a la mitad occidental de la Meseta Norte, valle del Ebro y nordeste peninsular. Con menor intensidad, las precipitaciones pueden afectar también al resto de la mitad norte, norte de la meseta Sur y Baleares. Son poco probables o no se esperan en el resto de zonas de la Península y en Canarias. La posible nube de polvo en suspensión sobre Baleares se desplaza hacia el este, tendiendo a remitir", concluye AEMET.