Las lluvias y las tormentas afectarán hoy a buena parte de la Península, que tendrá aviso de riesgo (amarillo) e incluso en el interior de la Comunidad Valenciana este riesgo será importante (naranja).

Noticias relacionadas

Así, las lluvias motivan el aviso a 14 provincias, donde se pueden acumular entre 15 y 30 litros por metro cuadrado de precipitación en un hora. Por ello, se ha activado aviso amarillo en Cuenca, Teruel, Barcelona, Gerona, Lérida, Alicante, Castellón y Valencia, con mayor riesgo en el interior de Valencia.

El riesgo por tormentas afectará a un mayor número de provincias y estará activado en Jaén, Granada, Murcia, Alicante, Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Teruel, Huesca, Barcelona, Lérida, Gerona, Castellón. Además de nuevo en Valencia el riesgo será importante, con aviso naranja.

El riesgo por altas temperaturas de 37 a 39 grados centígrados se reducirá este martes a Cáceres, Badajoz, Córdoba y Sevilla.

En general, a lo largo de la jornada caerán chubascos y tormentas que serán localmente fuertes en Pirineos, sur del sistema Ibérico, este de Castilla-La Mancha e interior de la comunidad Valenciana, con temperaturas altas en Extremadura y en el valle del Guadalquivir. Mientras tanto, en buena parte del país se espera que predomine un tiempo seco y estable, con cielos poco nubosos o con intervalos de nubes medias y altas.

En el área cantábrica aumentará la nubosidad a lo largo del día y al final del día se producirá alguna lluvia débil. En el interior de la Península también se desarrollará nubosidad de evolución, con chubascos y tormentas que podrán ser localmente fuertes en el Pirineo y entornos del sur del sistema Ibérico, este de Castilla-La Mancha, interior de la comunidad Valenciana y noreste de Andalucía.

También podrán darse con menor intensidad y de forma ocasional en otras zonas del noreste de Cataluña, interior del este y sudeste peninsulares, puntos del litoral mediterráneo y en Baleares. En Canarias, este martes los intervalos nubosos afectarán también al norte de las islas de mayor relieve. Por su parte, en el norte de Galicia, Cantábrico, Estrecho y Melilla, se espera nubes bajas y brumas matinales y calima en la Península y Baleares.

En cuanto a las temperaturas diurnas, la AEMET espera que desciendan de forma generalizada en la mayor parte del país, excepto en el este de Cataluña y entorno del Estrecho donde se esperan pocos cambios o un ascenso. También se superarán los 34 o 36 grados en la vertiente atlántica sur, así como los 38 en puntos del Guadalquivir y del Guadiana.

Finalmente los vientos de componente norte soplarán en el cuadrante noroeste peninsular, Ebro medio y Ampurdán; del noreste y del este serán en Baleares y soplará viento de Levante en el Estrecho y Alborán. Por su parte, Canarias tendrá vientos alisios. En el litoral oeste de Galicia, Estrecho y Canarias habrá algunas rachas fuertes de viento, igual que en las áreas de tormenta.

Llega la canícula

España entra en la temporada más calurosa del año, en términos estadísticos. La canícula, que se extiende del 15 de julio al 15 de agosto aproximadamente, supuso en 2019 récords de temperatura y una ola de calor, según los análisis de eltiempo.es.

Pese a que en nuestro país este periodo comienza más tarde que en el interior de Estados Unidos, Europa o África (debido a que al comienzo del verano, la superficie del mar tiene poco calor acumulado y actúa como termorregulador de la temperatura del aire de las zonas costeras) sus efectos suelen ser notables, como ocurrió en 2019.

El año pasado, la canícula vino marcada por una ola de calor entre los días 21 y 24 de julio con récords como el de San Sebastián-Igueldo con 39ºC el día 23, la temperatura más alta en este observatorio desde 1928. Otros picos de temperatura fueron el de Almería - Aeropuerto (41,6ºC) el 30 de julio, y el del Puerto de Navacerrada (Madrid) con 31,3ºC.

También las mínimas registraron récords en Albacete-Los Llanos con 23,6ºC el 23 de julio, 23,3ºC en Lleida el 22 de julio o 26,9ºC en Murcia-Alcantarilla el día 28.

La segunda quincena de julio vendrá marcada por un ambiente ligeramente más seco de lo normal en la mitad oeste, en zonas del norte y noroeste del país, y en el archipiélago canario.

En cuanto a las temperaturas, podría darse un ambiente más cálido de lo normal en el suroeste peninsular y ligeramente más cálido de lo normal en el archipiélago canario, Baleares y litoral mediterráneo.