El Gobierno francés anunció este miércoles la suspensión inmediata de la actividad en un matadero especializado en el sacrificio de corderos en la región del queso Roquefort tras la divulgación de un vídeo en el que quedan en evidencia procedimientos irregulares.

Noticias relacionadas

El Ministerio de Agricultura justificó en un comunicado el parón de la actividad en las instalaciones de Arcadie Sud-Ouest, en las proximidades de la ciudad de Rodez (sur), por un vídeo de la asociación L214 que "muestra prácticas inaceptables con incumplimientos graves de las reglas de protección animal". El mismo miércoles se efectuó una inspección y los resultados servirán para tomar decisiones sobre el futuro del matadero.


En el origen de todo está una nueva investigación de la organización animalista L214, que denuncia que los corderos que llegan allí "terminan su miserable vida con grandes sufrimientos".

En su grabación se ven frecuentes fallos en los procedimientos de aplicación de los electrodos para que los animales pierdan el conocimiento antes de ser sacrificados. Como consecuencia, muchos son degollados mientras están conscientes.


La ONG, que milita por el fin del consumo de carne, hace hincapié en que en 2016 los servicios veterinarios ya señalaron "graves disfunciones" en las instalaciones y desde entonces "nada ha cambiado".

Por eso ha lanzado una campaña de recogida de firmas para el cierre de las instalaciones de Arcadie Sud-Ouest -la empresa que más corderos sacrifica en Francia- e insiste en que "los animales viven un infierno para producir queso y carne".

Según sus datos, cada año acaban en el matadero más de 500.000 corderos de explotaciones de queso Roquefort.