El fémur de un dinosaurio gigante ha sido desenterrado esta semana por paleontólogos franceses en un yacimiento del sur de Francia en el que ya se han encontrado desde 2010 restos de algunos de los mayores animales que jamás pisaron la Tierra.

Noticias relacionadas

El hueso fosilizado de dos metros de longitud ha aparecido en el sitio de Angéac-Charente y se cree que perteneció a un saurópodo, una familia de dinosaurios herbívoros con largos cuellos y colas muy extendidos en el último periodo del Jurásico, hace más de 140 millones de años.

"Se trata de un descubrimiento mayúsculo", declara Ronan Allain, paleontólogo del Museo de Historia Natural de París, a la agencia Reuters. "Me resultó particularmente asombroso el estado de conservación de este fémur".

Ilustración en la que aparecen dinosaurios saurópodos.

"Se trata de animales que probablemente pesasen de 40 a 50 toneladas", añade el especialista.

Según Allain, los científicos que trabajan cerca de la ciudad de Cognac han localizado más de 7.500 fósiles de 40 especies diferentes en los últimos nueve años, lo que le convierte en uno de los mayores yacimientos de Europa.

Dinosaurio

[Más información: Decennatherium rex, la jirafa más vieja del mundo, descubierta en Madrid]