BRUSELAS

En 2016, España se ha colocado como uno de los países más innovadores de Europa, de acuerdo con los resultados anuales presentados hoy por la Oficina Europa de Patentes (EPO).

Noticias relacionadas

El número de patentes presentadas en España subió un 2,6% con respecto al año anterior, colocando a nuestro país en tercer lugar tras Bélgica e Italia y por delante de países tradicionalmente punteros en I+D como Suiza, Alemania o Reino Unido.

De acuerdo con el presidente de la EPO, Benoît Battisteli, del último año destaca sobre todo "el impresionante crecimiento de solicitudes procedentes de Asia". En concreto, China registró un aumento del 25% en sus patentes registradas en Europa y Corea del Sur un 6,5%. Esto contrasta con  la caída de Estados Unidos y Japón, antaño los principales registradores de propiedad intelectual en la UE.

¿Qué se patenta en España?

La locomotora que tira de la innovación en nuestro país actualmente es el transporte, principalmente el sector automovilístico, que ha hecho 125 solicitudes de patente, un 12% más que en 2015.

Tras este sector se ubican como los más innovadores en número de patentes los de productos farmacéuticos y biotecnológicos.

Y aunque lejos de estos en importancia, cabe destacar también campos tecnológicos como los de maquinaria eléctrica, ingeniería civil o herramientas mecánicas, que son los que en España han tenido un mayor crecimiento en I+D.

¿Dónde se patenta en España?

De las aproximadamente 1.500 patentes que salieron de España en 2016, un 35% fueron registradas en Cataluña (un 6% más que un año antes) y un 20% en Madrid (un 3% menos que en 2015). Fuera de las dos principales capitales, cabe destacar el crecimiento de Murcia y Cantabria como polos de innovación.