Sociedad Hace un par de días, la gerente de Atención Sanitaria de Zamora, Monserrat Chimeno anunciaba que el Complejo Asistencial de Zamora estaba realizando una nueva ampliación de camas, por la previsión del aumento de ingresos COVID. Hoy, Chimeno ha detallado que "no se ha cambiado gran cosa", y es que la restructuración viene a afectar a la planta que inicialmente corresponde a Medicina Interna y que, en las épocas más duras de la pandemia, ya pasó a ser una planta COVID.Todo a causa de un aumento descontrolado en los contagios, que si bien no está afectando a la UCI de Zamora, se empieza a notar en los ingresos en planta, de pacientes "que están graves y a los que no se les puede administrar tratamiento en domicilio".

Así se está restructurando el Complejo Asistencial de Zamora por el aumento de contagios COVID

14 julio, 2021 11:46

Hace un par de días, la gerente de Atención Sanitaria de Zamora, Monserrat Chimeno anunciaba que el Complejo Asistencial de Zamora estaba realizando una nueva ampliación de camas, por la previsión del aumento de ingresos COVID. Hoy, Chimeno ha detallado que "no se ha cambiado gran cosa", y es que la restructuración viene a afectar a la planta que inicialmente corresponde a Medicina Interna y que, en las épocas más duras de la pandemia, ya pasó a ser una planta COVID.

Todo a causa de un aumento descontrolado en los contagios, que si bien no está afectando a la UCI de Zamora, se empieza a notar en los ingresos en planta, de pacientes "que están graves y a los que no se les puede administrar tratamiento en domicilio". Y es que ya son 22 las personas que permanecen en la planta del Hospital Virgen de la Concha, entre los cuales hay dos pacientes con la pauta completa de vacunación ya administrada y otros tantos con una sola dosis. Motivo por el cual, Montserrat Chimeno llamaba a la prudencia y a "no confiarse" por haber recibido las dos dosis de la vacuna contra el COVID. 

Por otro lado, el aumento de contagios también está afectando especialmente a los centros de salud zamoranos. Montserrat Chimeno relata que, "si a la precariedad de personal habitual le sumamos las vacaciones y ahora este aumento de pacientes COVID tenemos una situación no de colapso, pero sí muy complicada".