Valladolid

Luz verde a la venta de Las Eras

8 febrero, 2017 15:30

El Ayuntamiento de Valladolid ha dado luz verde a la venta de las parcelas de Las Eras al estimar el recurso presentado por la única empresa licitadora, a la que inicialmente se había excluido del proceso por un defecto en el aval. Con ello, el Consistorio prevé abrir el sobre de la oferta, con un precio de salida de algo más de 4 millones de euros, la próxima semana.

Según han informado fuentes municipales, la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid, reunida este miércoles con la presidencia del alcalde, Óscar Puente, ha aprobado la estimación del recurso de alzada interpuesto por Espacio ACR Residencial, S.L en el procedimiento de enajenación por subasta de las parcelas residenciales FN3 Y FN4 'Las Eras'.

Las parcelas tienen una superficie total cercana a los 4.000 metros cuadrados y su edificabilidad suma 15.000 metros cuadrados, destinados a la construcción de un máximo de 164 viviendas de protección oficial. El precio de licitación acordado en el inicio del proceso de subasta era de 4.014.669,65 euros.

Una vez resuelto el recurso de la empresa, según han señalado fuentes municipales, procede ahora la apertura del sobre correspondiente a la propuesta económica, algo que hará la mesa la próxima semana. Si la propuesta económica cumple los requisitos, algo que el Ayuntamiento ve "previsible", la adjudicación de las parcelas podría producirse en este mismo mes de febrero.

Los ingresos derivados de esta enajenación se destinarán fundamentalmente a la compra de viviendas con fines sociales, así como a la realización de obras de acondicionamiento en el edificio municipal situado en Soto de la Medinilla destinado a albergar instalaciones de los servicios de limpieza y mantenimiento que se ubicaban hasta ahora en las parcelas de las Eras.

El pasado mes de octubre, la Junta de Gobierno del aprobó el expediente de contratación para la enajenación mediante subasta, en un único lote, de esas parcelas residenciales, situadas entre las calles Mieses, Trilla y Sementera, donde estuvieron ubicadas las dependencias del Servicio de Limpieza.

Abierto el plazo para la presentación de ofertas, a la licitación pública se presentó una sola empresa. La mesa de contratación se reunió en noviembre para abrir el sobre correspondiente a la documentación administrativa exigida, entre la cual se encuentra una garantía cuya finalidad es responder de la firma de la escritura pública de compraventa por el licitador que resulte ser adjudicatario.

Tras examinar esta documentación, la mesa acordó proponer al órgano de contratación la exclusión de dicha empresa por entender que no se había dado cumplimiento a la garantía exigida, al no presentarse el aval a nombre del licitador, sino de las empresas que habían constituido la empresa licitadora.

No obstante, el licitador recurrió, en el plazo establecido, esta decisión, ya que alegaba que sí que se había cumplido el requisito de presentación de garantía y que había únicamente un defecto en la formalización del aval concreto presentado que consideraban subsanado al haberse adjuntado al recurso el aval constituido a su nombre.

La mesa se reunió de nuevo el pasado 31 de enero para estudiar el recurso y la documentación aportada. En la decisión, han apuntado las mismas fuentes, ha pesado la existencia de una sentencia del Tribunal Supremo que resuelve un caso muy similar, de un aval constituido a favor de un tercero distinto al licitador pero no absolutamente ajeno a este, es decir un supuesto muy similar al que se ha dado en la subasta de Las Eras.

Entiende esta sentencia que la presentación de un aval a favor de una persona distinta a la que suscribió la oferta, no es un supuesto de falta de garantía sino un defecto en su materialización y que es un "defecto subsanable".

La propuesta formulada en este sentido ha sido informada favorablemente por la Secretaría General del Ayuntamiento, y la Junta de Gobierno ha resulto hoy de conformidad con la misma, estimando el recurso de alzada.

Intentos fallidos de subasta

En los procedimientos de enajenación llevados a cabo con anterioridad, la adjudicación quedó desierta al no concurrir ningún licitador a la subasta. El precio había ido en descenso desde la primera vez que el Gobierno municipal del Partido Popular las sacó a la venta por 7,14 millones de euros en 2011, aunque en aquel momento el precio era referenciado a vivienda libre.

En noviembre de 2012 se volvieron a poner a la venta ya como vivienda protegida por 5,49 millones de euros; mientras que en septiembre de 2013 se volvió a iniciar el proceso, en este caso con un precio de salida de 4,01 millones que se ha mantenido tanto en la última intentona del Gobierno de Francisco Javier León de la Riva -febrero de 2015- como en la de octubre de 2016.