Soria

La Concejalía de Deportes, ante la Inspección de Trabajo

22 octubre, 2018 21:02

La Sección Sindical de UGT en el Ayuntamiento de Soria ha presentado ante la Inspección de Trabajo una denuncia con siete puntos por el trato que reciben a los trabajadores del departamento municipal de Deportes, concretamente los socorristas y peones de instalaciones deportivas.

El sindicato señala en un comunicado remitido a Europa Press que ha recurrido a la Inspección de Trabajo para resolver todos los "contenciosos existentes" tras numerosos escritos tanto individuales como colectivos de los trabajadores que "no han obtenido respuesta" y tras varias reuniones entre trabajadores y dirigentes del departamento de Deportes "que no han logrado desbloquear todos los problemas existentes".

Asimismo, se han contabilizado en espacio de un mes tres denuncias más de particulares y una más de otro sindicato, prueba, a juicio de UGT, del "hartazgo y la indefensión" que sienten "muchos de los trabajadores del servicio de Deportes".

UGT apunta que esta situación es la "consecuencia de la falta de organización, previsión y personal en el departamento", ya que los trabajadores "sufren las consecuencias" con modificaciones de sus calendarios laborales anuales, "llamadas fuera de sus horas de trabajo para cubrir incidencias, imposibilidad de disfrutar de los treinta minutos de descanso o semanas de trabajo a disposición del departamento".

En este sentido, ha puesto de ejemplo casos como el de socorristas que "realizan la función de correturnos" estando "prácticamente todos los días del año" a disposición del departamento "sin posibilidad alguna de organizar y compatibilizar su vida laboral con la personal y familiar".

El sindicato insiste en que se trata de peones y socorristas, "en unos casos interinos y en otros a los que se les renueva su contrato anualmente", que tienen que aceptar "cualquier cambio sin rechistar por miedo a no ser renovados el año siguiente".

UGT achaca estos problemas a una "falta de previsión" en la que no se contrata personal para cubrir la reducción de jornada de una trabajadora, así como a una "ínfima bolsa de trabajo que no permite cubrir las necesidades de contratación que se producen".

Asimismo, agrega que estas circunstancias "que se alargan en el tiempo" están llevando a "problemas de ansiedad de trabajadores", algunos de ellos tratados con medicación y otros que incluso están de baja médica.