León

La Universidad de León prepara el próximo curso con carácter presencial

5 junio, 2020 11:21

El rector de la Universidad de León (ULE), Juan Francisco García Marín, ha reconocido este viernes que se prepara el próximo curso, por el momento, con carácter presencial y por ello ya se están preparando las líneas docentes en este sentido.

Así lo ha confirmado durante la rueda de prensa celebrada en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de León junto al alcalde de León, José Antonio Diez, con el que ha presentado un convenio de colaboración para la recuperación de residuos orgánicos.

Marín ha desvelado que, ahora mismo, "no se contempla otra forma" que no sea la presencial, aunque ha advertido que esta situación "podría cambiar en julio o agosto por un rebrote" y ya se prepara, eso sí, "aulas para tener la posibilidad de retransmitir clases de forma directa".

MÁS ESPACIO PARA LA EBAU



Además, el rector de la ULE ha confirmado que la EBAU "se está preparando con todas las medidas de seguridad" ante la pandemia de coronavirus y para ello se contarán este año con el doble de centros "pasando de cinco a diez y con más aulas habilitadas".

Marín ha señalado que "se desconoce el número exacto" de alumnos que se examinarán, pero se cree que "superarán en torno al 15-30 por ciento" los 2.200 del curso pasado y para los que ya están "preparados".

En este sentido, ha indicado que se "enviará a los institutos las instrucciones" para el desarrollo de una jornada que este año "será más larga" y en la que contarán "con mayor personal de la institución académica y con la colaboración de la Policía Local para controlar el acceso al campus".

Por último, el rector de la ULE ha avanzado que la próxima semana enviarán a la Junta de Castilla y León los resultados de las elecciones a rector celebradas justo antes de la declaración del estado de alarma y se pueda oficializar en el BOCyL.

Asimismo, ha reconocido que se trabaja para desarrollar un acto académico a partir del 22 de junio, ya en Fase 3, con el objetivo de paliar la imposibilidad de celebrar la Fiesta de San Isidoro en su fecha habitual y "reconocer públicamente a los alumnos brillantes".