León

El Pleno exige al Gobierno un impulso a las becas

28 febrero, 2017 18:34

Un brindis al sol y eso que en la calle soplaba un frío helador y caían dispersas pintas de nieve. Por unanimidad el Pleno del Ayuntamiento de la capital leonesa aprobada una moción socialista para exigir al Gobierno central más y mejores becas para estudiantes y que éstas sean de mayor cuantía. La moción es todo una declaración de buenas intenciones sobre lo que debería ser un procedimiento democrático e igualitario para conceder becas, pero, como todos los concejales sabían antes de votar, el Ayuntamiento no tiene competencias sobre la materia, por lo que todo quedará en una simple petición, que seguirá el conducto reglamentario y no tendrá más resultado que el que quiera el ministro de Educación del Gobierno central.

Desde el PSOE ya se aclaró que era una  moción que el partido está presentando en todos los ayuntamientos de España. Y en el PP se tenía claro que no iban a dar la batalla política en algo que no es de competencia del Ayuntamiento. Así, aprobada la moción por unanimidad y a otra cosa.

Facturas

El único punto del orden del día que levantó un mínimo debate fue el que se refería al expediente de reconocimiento extrajudicial de créditos, por un importe superior al millón de euros. La oposición, muy educadamente, se lanzó a la yugular del concejal de Hacienda, Rajoy, aprovechando unas muy duras y directas valoraciones del interventor municipal, incluidas en el acta de la Sección de Presupuestos y Contabilidad.

Así el interventor denuncia que estos gastos han sido “realizados omitiendo el procedimiento de autorización y disposición previos, para el caso de contratos no menores o menores de valor superior a 3.000 euros u omitiendo el trámite del procedimiento en el caso de contratos menores de valor inferior a 3.000 euros. Es esta una situación de ilegalidad, que este órgano interventor reiteradamente  -por escrito y palabra- pone de manifiesto al Pleno y a la Junta de Gobierno mediante los informes de fiscalización precepticos”. Como es habitual, los altos funcionarios se lavan las manos, por si acaso.

PSOE, León en Común, León Despierta y UPL hicieron hincapié en la calificación de “situación ilegal” realizada por el interventor y votaron en contra, señalando de paso la existencia de algunas facturas raras, como desayunos de trabajo o publicidad.

El concejal de Hacienda justificó estas facturas en que casi todas proceden del último trimestre del año y que su justificación es muy difícil de prever. Aseguró que no había ninguna ilegalidad y recordó que el  mismo interventor aconsejaba el pago de las facturas porque “son imprescindibles para el normal funcionamiento del Ayuntamiento”.

Quejas y reclamaciones

Otro asunto que controló perfectamente el equipo de gobierno fue el intento de polémica por parte de la oposición en torno al informe anual sobre quejas y reclamaciones sobre los servicios que presta el Ayuntamiento. Como en años anteriores, los servicios de limpieza, obras, parques y jardines, alumbrado, policía y salubridad copan el ranking de quejas y reclamaciones. La única disputa se centró en el tiempo y forma en que el Ayuntamiento responde a los interesados.

Calle para el ex ministro Alonso

Ya en Ruegos y Preguntas, el portavoz del PSOE, José Antonio Díaz, recordó la petición que el ex presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, había formulado públicamente la pasada semana en un acto público para conceder el nombre de una  calle en el barrio de El Crucero a José Antonio Alonso, ex ministro de Interior y de Justicia con los gobiernos socialistas de Zapatero. El portavoz socialista exigió una pronta tramitación del expediente. El alcalde ni se inmutó. Responderá a la  pregunta en un próximo Pleno, es decir, dentro de un mes.