Educación y Universidad

La puntilla a la hostelería tras una lenta agonía de varios meses

3 noviembre, 2020 12:53

El sector de la hostelería y la restauracion ha recibido hoy un duro mazazo tras meses de incertidumbre, esperanza y numerosas protestas que, sin embargo, no evitará el nuevo cierre del sector por lo menos durante los próximos 14 días. El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha presidido hoy un Consejo de Gobierno extraordinario, asistido por los miembros del Comité de Expertos para el abordaje de la pandemia por Covid-19, en el que se han acordado nuevas medidas para contener la expansión de la pandemia en el territorio de la Comunidad, que ha crecido exponencialmente desde mediados del mes de octubre. Así, en una declaración institucional conjunta entre el Gobierno autonómico y el Comité de Expertos, el presidente ha anunciado la clausura de la hostelería y la restauración, salvo en lo que se refiere a comida para llevar y servicio a domicilio, y el cierre de centros y parques comerciales, salvo establecimientos de bienes y servicios de primera necesidad y los establecimientos individuales de menos de 2.500 metros cuadrados de superficie con acceso directo e independiente del exterior.

"Llevamos ya casi nueve meses de lucha contra este virus. Sabemos que nuestros profesionales sanitarios y no sanitarios sienten el agotamiento. El virus va a seguir entre nosotros tanto tiempo como haya personas vulnerables que estén expuestas a él. Debemos aguantar", ha recordado el presidente.

Sin embargo, muchos de estos empresarios y trabajadores de bares y restaurantes saben que éste será el fin, el cierre de cientos de establecimientos tras una lenta agonía de meses durante la que, sin embargo, la gran mayoría ha querido reinventarse y, en muchos casos, hacer necesarias inversiones para adaptarse a una nueva y dolorosa normalidad: terrazas más grandes y con cerramientos parciales para suavizar las frías temperaturas, estufas, dispensadores de gel, purificadores de aire... todo con tal de seguir abiertos a pesar de los menguantes ingresos por la desconfianza, el toque de queda y de las restricciones de aforo. Campañas impactantes como las de la hostelería zamorana que ha atraído el foco de los medios nacionales, o nutridas protestas en Salamanca, Burgos, y esta misma semana a las puertas de las Cortes dan fe de que el sector no se resigna a morir.

Por ello, Mañueco ha querido trasladar también un mensaje a los empresarios, emprendedores y trabajadores, especialmente a aquellos que son propietarios o trabajan en negocios familiares y pequeños. "Vamos a incrementar los esfuerzos por daros todo el apoyo y respaldo legal y económico para amortiguar en la mayor medida de lo posible los efectos que estáis padeciendo en vuestros negocios. Somos conscientes que sin salud no hay economía, pero también del factor determinante que la economía tiene sobre la salud. Somos conscientes de que en una situación como la que estamos viviendo en estos momentos no podemos transmitir certezas definitivas sobre lo que sucederá, ya no sólo en los próximos meses, sino en las próximas semanas, pero quiero que toda la sociedad de Castilla y León sepa que tomamos las decisiones apoyadas en la mayor evidencia disponible y la mejor información posible. Se necesita tiempo para conocer mejor todo lo que rodea la enfermedad y su causa y, pese al esfuerzo realizado, aún existen grandes lagunas de conocimiento en muchos aspectos".