Cultura De hecho, en 1997, un grupo de historiadores llegó por primera vez a la provincia de Salamanca para catalogar los testimonios que se habían conservado en la provincia y que formaron parte del tomo. Según recordó Huerta, precisamente, el volumen de Salamanca se publicó en 2002 y, posteriormente, continuó con la inclusión del resto de provincias hasta convertirse en “el mayor proyecto artístico sobre un estilo que se haya hecho hasta el momento”.

La Fundación Santa María la Real recopila todo el románico de Salamanca en una guía “accesible y práctica” para viajeros

27 mayo, 2021 16:53

J.M.A. / ICAL



La Fundación Santa María la Real presentó este jueves en la capilla Santa Catalina de la Catedral de Salamanca una nueva guía en la que recopila todo el románico de Salamanca de forma “accesible y práctica” para viajeros e interesados en su estilo arquitectónico y artístico. Coordinada por el historiador Antonio Ledesma, la publicación cuenta también con la participación como coautores de María Eva Gutiérrez, José Luis Hernando, Raimundo Moreno, Michel Muñoz, Alejandro Piñel y Esperanza de los Reyes. 



Con esta nueva obra se completa la colección de guías del románico de Castilla y León que la Fundación ha ido editando a lo largo del tiempo, como “complemento y actualización” de su “famosa Enciclopedia”. Así lo explicó este jueves el coordinador de Publicaciones de la Fundación Santa María la Real, Pedro Luis Huerta, quien se remontó “30 años atrás” para ubicar el comienzo del camino emprendido para catalogar todo el románico de la Comunidad. De hecho, en 1997, un grupo de historiadores llegó por primera vez a la provincia de Salamanca para catalogar los testimonios que se habían conservado en la provincia y que formaron parte del tomo. 



Según recordó Huerta, precisamente, el volumen de Salamanca se publicó en 2002 y, posteriormente, continuó con la inclusión del resto de provincias hasta convertirse en “el mayor proyecto artístico sobre un estilo que se haya hecho hasta el momento”. De aquella obra, según matizó, nació la motivación para elaborar estas guías. “Aquella se ha convertido en referencia para quienes son estudiosos del románico, pero con esta otra obra quisimos acercarlo al público general, siendo fácilmente localizable y con un lenguaje accesible para el viajero”, explicó. 



Por otro lado, Pedro Luis Huerta puso de relieve la importancia de renovación que tiene esta guía con respecto a la primera obra. "Tiene una carácter especial. En la Enciclopedia seguimos un método muy exhaustivo, pero quedaron fuera algunas cosas que han aparecido después. Además, se han restaurado muchas iglesias, de tal modo que la guía que hoy presentamos aquí es más completa que el tomo, porque se han incorporado testimonios nuevos. Es ideal para todos los que quieran acercarse al románico y que no les importe viajar por los pueblos de la provincia”, concluyó.



Trabajo en equipo



La obra está coordinada por el investigador Antonio Ledesma, quien fue el encargado de reunir al equipo de historiadores que conforman la coautoría final de la misma, y el encargado de tomar la palabra en siguiente lugar. “Hablar de arte en un contexto de pandemia parece osado y la verdad es que tiene un mérito extraordinario que es de agradecer”, comenzó. Y es que, en su opinión, “el arte y el patrimonio es una necesidad, casi como respirar”. “Nuestro objetivo ha sido seleccionar a los diferentes especialistas que han ido emergiendo desde entonces vinculados al patrimonio medieval salmantino para darle un nuevo impulso y actualizar los contenidos, incorporando nuevos testimonios”, manifestó. 



Según explicó Ledesma, la obra se compone de varios bloques, que se inician con el dedicado a una introducción genérica. Posteriormente hay un epígrafe sobre las características técnicas de las manifestaciones románicas de Salamanca, luego se habla de las fábricas mixtas de piedra y ladrillo y, finalmente, de las murallas y otras obras civiles. A continuación hay un estudio pormenorizado de cada una de las obras “de manera amena”, ya que, según Ledesma, el objetivo es "divulgativo".



El libro se completa con un apartado de “otros vestigios” con apuntes sobre edificios, quizá, menos conocidos o de menor entidad artística, pero que "también merecen una visita o una reseña". Además, incorpora un mapa de localización, un índice toponímico por localidades, un glosario de términos y tres estudios introductorios. Según explicó Ledesma, toda la información se ha recopilado gracias a excavaciones arqueológicas y otros hallazgos, así como “el ejercicio de ir pueblo a pueblo durante varios años”. En resumen, se trata de una guía con una “cuidada edición, muy manejable y a un precio económico".



La guía, de la que se han editado 1.000 ejemplares, está ya a la venta al precio de 24 euros en librerías, tiendas especializadas y en la tienda online de la Fundación Santa María la Real. Con ellas se completa la colección de Castilla y León. Además, la Fundación ha publicado otras guías de Navarra, Guadalajara y La Rioja. Paralelamente, la entidad ha iniciado otra colección más sencilla que lleva por título “Románico Imprescindible”, que recoge los testimonios más significativos de cada provincia, organizados en rutas. Por ahora de esta segunda colección se han publicado los títulos correspondientes a Cantabria, Palencia y Soria.