Televisión

'Fama', el programa que más sufrió la fusión entre Telecinco y Cuatro

Movistar+ acaba de anunciar que se hace con los derechos del formato para producir una nueva edición.

15 enero, 2018 13:22

Fama ha sido y es uno de los formatos de más éxito de Cuatro. Lo fue cuando Cuatro era Cuatro, sin grandes hermanos de por medio que cambiasen o variasen su espíritu transgresor. El programa de baile vuelve a estar en boca de todos después de que Movistar+ haya anunciado que producirá una nueva edición de la mano, otra vez, de la original Paula Vázquez. 

Emitido de forma diaria, el fenómeno fan alcanzado por Fama en sus mejores tiempos hizo que el programa emitiese numerosas galas de prime time que alcanzaron resultados de audiencia ahora soñados por una cadena de televisión como Cuatro. 

La primera edición de Fama, emitida en 2008, consiguió hasta siete galas de prime time en su recta final. Ganada por Vicky, ahora profesora de Operación triunfo, su gala final fue vista por más de 3 millones de espectadores y alcanzó un espectacular 19% de cuota de pantalla en el prime time de Cuatro. 

En total, Fama consiguió tener siete ediciones durante varios años, incluyendo alguna versión especial como Fama School, dedicada a los más jóvenes de la casa con adolescentes como concursantes. Fue un programa que alcanzó un gran éxito y le dio grandes alegrías a la cadena, pero que se despidió por la puerta de atrás con muy malos datos de audiencia.

¿Qué falló en la última edición de 'Fama'?

La séptima edición de Fama, llamada Fama 5, fue el programa de televisión de Cuatro que más sufrió la llegada de Telecinco en 2011. Aunque la grande de Mediaset España prometió que Cuatro jamás se "telecinquearía", lo cierto es que el programa de baile sufrió varios cambios que no gustaron a la audiencia.

Lo primero, y el más destacado, fue el cambio de presentadora. Paula Vázquez, no muy amiga de los pasillos de Telecinco, encontró en Cuatro un gran hueco en el que hacer televisión. La fusión dejó claro que Vázquez no era bien recibida en Telecinco y por eso se quedó sin programas de televisión que presentar. Tras quedarse sin Pekín Express, Mediaset España decidió colocar a Tania Llasera como presentadora del nuevo Fama y quitarse a Paula Vázquez del medio. 

A esta nueva edición llegaron nuevos miembros del jurado que no gustaron nada a su público fiel, como es el caso de Javier Gurruchaga. Un perfil que no pegaba nada con el tipo de público joven y rompedor que perfilaba por aquel entonces a Cuatro.

Telecinco intentó hacer grande Fama y la jugada no les salió muy bien. Un único escenario en el que se hacían todas las actuaciones produjo una lejanía con el público y actuaciones que se veían desde muy lejos , produciendo un distanciamiento con el formato original que no gustó a la audiencia. 

El resultado: una caída de audiencia muy notable que hizo que Cuatro tuviese que adelantar su final. El programa mantenía apenas un 2% de cuota de pantalla en su versión diaria y sólo alcanzaba un 4% de cuota de pantalla en su versión nocturna. Unos datos que Cuatro no pudo mantener y que supuso la cancelación del programa. 

Los grandes retos de la nueva edición

Movistar+ no lo tiene fácil para llamar la atención. Además de ser una cadena de pago, lo que complica su viralidad, Fama tendrá una clara comparación continua con Operación triunfo. El programa de TVE también ha regresado a nuestras vidas después de años en el olvido y lo ha hecho por todo lo alto después de tomar unas rompedoras decisiones.

La pregunta principal en cuanto a Fama es: ¿tendrá canal de 24 horas? Movistar+ lo tiene muy fácil para crear un nuevo canal en torno a este programa de televisión. Pero si algo ha hecho triunfar a Operación triunfo es que todo este material de convivencia es de libre acceso a través de YouTube, ofreciendo a los espectadores la posibilidad de ir atrás en el tiempo, grabar y compartir contenido a través de las redes sociales sin limitación. Este tipo de decisiones han viralizado Operación triunfo y ha sido totalmente necesario para que el programa funcione. 

Al tratarse de una plataforma de pago, que Fama abra sus puertas al 100% como ha hecho el programa de TVE es práctimante imposible. De hacerlo, Fama podría ser un claro sucesor de Operación triunfo cuando los jóvenes se queden sin programa 24 horas que consumir.