En su primera comparecencia ante el Congreso de los Diputados, el nuevo presidente de RTVE, José Manuel Pérez Tornero, avanzó que "el infoshow no tiene cabida" en la radiotelevisión pública, lo que se interpretó como la cancelación de Las cosas claras.

Noticias relacionadas

Ya entonces, BLUPER avanzó que el programa presentado por Jesús Cintora llegaría a su fin a finales del mes de junio, cuando termina el contrato. Algo que ahora Pérez Tornero ha confirmado en sede parlamentaria. 

El nuevo presidente ha explicado que el contrato del programa termina el 30 de junio y que existe la posibilidad de mantenerlo hasta los Juegos Olímpicos (23 de julio) con un presentador de la casa o hacer otro nuevo para ese corto periodo.

"La propuesta de la dirección de TVE es continuarlo con otro formato. Será debatido y decidido el 1 de junio en el Consejo de Administración”, ha explicado el directivo, que acudía al Congreso para anunciar  los nombramientos de su cúpula directiva.

Se pondrá así a un formato que no entró con muy buen pie en la Corporación pública. Y es que muchos trabajadores de la casa, como Xabier Fortes, criticaron que se externalizara su producción pese a que la ley establece que RTVE "no podrá ceder a terceros la producción y edición de los programas informativos".

"Si el tramo de 8 a 15 horas, de contenido informativo, en TVE se ha externalizado por completo, que no sorprenda la protesta de sus profesionales, a la que me sumo. Y en absoluto cuestiono la categoría de los que lo dirigen, pero así no", tuiteó el presentador del Canal 24 Horas.

No sería la única vez que el presentador del Canal 24 horas criticara al programa de su 'compañero'. Hace tan sólo unas semanas también se pronunció abiertamente contra el tono del programa después de que una reportera del programa persiguiera a Mariano Rajoy para preguntarle cosas como "¿tiene usted idea de quién puede ser M. Rajoy, señor Rajoy?".

Entonces, el presentador Marc Sala reaccionaba en Twitter con el siguiente comentario: "Yo es que esto no lo acabo de ver en la radiotelevisión pública. Seré antiguo, no sé". A estas críticas se sumaron las de otros reconocidos profesionales de RTVE como Carlos Franganillo, presentador del Telediario 2; o Fernando Martínez, Anna Bosch y José Ramón Patterson, excorresponsales en Berlín, Londres y Bélgica, respectivamente.