Hokusai

La tecnología es como una ola de fuerza desmedida. Y no hay ola mejor que la de gran ola de Kanagawa, el grabado creado por el artista japonés Katsushika Hokusai y publicado entre 1830 y 1833. En este espacio dibujaré imágenes de este otro mundo flotante que nos nutre, nos muta, nos transporta y a veces, sólo a veces, nos destruye.

Sin 5G no tendríamos Skynet ni a Terminator

Esta semana tuve ocasión de asistir al evento Xataka Live Citizen como ponente en una mesa redonda con el sugerente título '5G para qué'. Os recomiendo ver la mesa entera en Youtube porque, de verdad, creo que está llena de momentos muy interesantes.

Dicho esto, mientras pensaba de qué iba a hablar, di con una comparación interesante que explica perfectamente para qué será importante esta tecnología en el futuro.

Y es que sin 5G no habría Skynet ni Terminator

El futuro que nos cuentan los films de James Cameron retrata un año 2029 controlado por las máquinas y el esfuerzo de una resistencia a la hora de combatirlas. ¿Pero cómo diablos se comunican las máquinas? ¡Es obvio! ¡Con 5G!

El escenario futurista de Terminator es perfecto para entender por qué hace falta esta tecnología si queremos máquinas autónomas controladas por una inteligencia artificial central poblando la Tierra. Y el escenario del coche autónomo es EXACTAMENTE ESO. 

5G es una tecnología que permitirá comunicaciones automáticas y, especialmente, sin retrasos. Como explicaba Javier García, de Carmedia, la diferencia en el tiempo que tarda en transmitirse la información entre 4G y 5G puede marcar la diferencia en un momento en caso de accidente. O en caso de intentar asesinar a un rebelde de la resistencia, añadiría yo.

En ambos casos, tanto los Terminator como los coches tienen que tener su propia capacidad de inteligencia y de procesado. Si no, al viajar al pasado no funcionarían. Pero la información en tiempo real sobre todo tipo de condiciones, en interactuación con otros elementos de una red inteligente, los hace más eficientes. Seguramente los Terminator del futuro eran mucho menos dados a fallar en la captura de niños cuando estaban interconectados entre sí y a Skynet.

Los problemas de la 5G hasta el momento pasan por la no disponibilidad de las frecuencias (por ahora), la falta de disposición de los operadores a gastarse (por ahora) los dineros y una cierta falta de modelos claros de negocio (por ahora). Cuando surge el 3G, la industria se pasa años sin saber qué hacer con él hasta la llegada del iPhone. Con la quinta generación sucederá algo similar.

Y eso sin contar con el elemento de marketing. ¿Recordáis el anuncio de Ozzy y Justin Bieber en la Super Bowl de 2011? Ya hablaban de 6G. Y lleva más tiempo, claro. 

No creo, que conste, que el 5G nos lleve a Skynet. Con suerte, será el Skynet de los abrazos. Más parecido a la nave autónoma de Wall-E. Un Skynet de los gordos y vagos. O no, yo qué sé.