Alicante

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha afirmado este miércoles que la evolución de la pandemia de coronavirus en los últimos días es "esperanzador", porque hay una "cierta ralentización" en los contagios, pero ha instado a no "confiarse en absoluto" y mantener la máxima prudencia y corresponsabilidad.

Noticias relacionadas

"El objetivo fundamental que perseguimos en las próximas dos semanas es intentar frenar el crecimiento de la ola, para encarar el proceso final de vacunación en las mejores condiciones posibles", ha dicho Puig a los medios de comunicación, según recoge Efe.

Ha explicado que los últimos datos de la pandemia permiten hablar de una "estabilización" de los contagios y por tanto también de la situación hospitalaria, y ha explicado que en esta quinta ola el "estrés" ha recaído principalmente en la atención primaria.

Pese a todo, ha afirmado que siguen "preocupados" por el coronavirus, y ha insistido en que, mientras se le gana espacio con la vacunación, hay que exigir "máxima prudencia y corresponsabilidad", la que ha permitido que la Comunidad Valenciana haya tenido la menor incidencia acumulada en la pandemia.

Ha recordado que el virus tiene una propagación muy alta derivada de la variante delta y que las personas vacunadas también pueden contagiarse, por lo que hay que cumplir las medidas de seguridad, lo que no supone que no haya que tener ocio ni contactos, sino hacerlo con seguridad.

Puig se ha mostrado convencido de que agosto será "un mes decisivo" para el avance de la vacunación, ya que se van a recibir del Ministerio de Sanidad dosis compensatorias que permitirán avanzar "más rápidamente". Y ha defendido que la estrategia aplicada en la Comunidad, de vacunar por edades de mayor a menor, es el itinerario "más justo". 

Ha señalado que el objetivo en estos momentos es que a finales de agosto estén vacunados quienes van a acceder a la universidad y se empiece con la franja de 12 a 18 años, para que antes de que empiecen las clases del nuevo curso todos los jóvenes tengan "la mayor seguridad posible".

Finalmente, Puig ha reiterado que en la Comunidad Valenciana no se va a implantar el pasaporte covid europeo para acceder a locales hosteleros hasta que todas las personas hayan tenido acceso a la vacunación, lo que puede ocurrir al final del verano, porque supondría una discriminación y una falta de equidad.

El presidente ha manifestado que esta medida debe contar con un apoyo legal suficiente, porque supone una limitación de derechos, y por tanto debe contar con un respaldo jurídico, pero ha defendido que es importante garantizar un "ocio seguro" y para ello esta medida "puede ser útil".