Alicante

Dos mujeres, una falsa herencia y un constructor ahogado por las deudas que vio en ellas la solución a sus problemas financieros, propios de la burbuja inmobiliaria hasta descubrir que había sido víctima de una supuesta estafa

Noticias relacionadas

Ese es el punto de partida del juicio que va a sentar a las procesadas en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Alicante este próximo lunes por la mañana. Para ambas, la Fiscalía imputa un delito continuado de estafa que conlleva una pena de prisión de 4 años para cada una de ellas, según ha comunicado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV).

La defensa de estas dos mujeres va a tratar de desmontar el escrito de acusación del Ministerio Fiscal, que cifra en más de 83.000 euros la cantidad estafada a un promotor y constructor de Dénia, que en los momentos del supuesto delictivo "se encontraba en una difícil situación económica y necesitaba financiación", señalan estas fuentes. 

Por su parte, según relata el Fiscal, en marzo de 2014 las procesadas le hicieron creer que una de ellas iba a heredar una fortuna y que estaba dispuesta a invertir una parte en financiar una promoción inmobiliaria de 12 viviendas que la víctima tenía sin acabar por falta de liquidez.

Así, las encausadas pidieron dinero al constructor como anticipo para los trámites de disposición de la herencia. Entre los meses de marzo y agosto de 2014 el hombre les dio hasta 83.000 euros en diferentes momentos, que nunca recuperó.

31 años por 21 puñaladas

También este lunes, en la Sección Séptima de la Audiencia Provincial, con sede en Elche, un jurado popular juzga a un hombre acusado de matar de 21 puñaladas a la pareja sentimental de su madre en la madrugada del 12 de enero de 2020, en el domicilio en el que vivía la pareja.

La Fiscal mantiene que el procesado accedió al patio de la vivienda armado con un cuchillo y lanzó una bombona de butano sobre una cristalera para romperla y entrar en la casa. Cuando accedió al domicilio se abalanzó sobre la víctima, un hombre de 65 años, y la derribó.

Una vez en el suelo, le apuñaló hasta 21 veces. Cuando la madre del encausado, pareja del fallecido, intentó evitar el ataque, la amenazó con el cuchillo y la persiguió por la casa. La acusación pública pide para el procesado una pena de prisión de 31 años por los delitos de asesinato, allanamiento y amenazas.

Y por último, este lunes concluye, en la Sección Segunda de la Audiencia de Alicante, con el juicio contra un hombre acusado de un delito de agresión sexual por supuestamente forzar a una mujer, el 15 de abril de 2017 en una vivienda de Alicante.

Los hechos sucedieron cuando la víctima se fue a dormir a una de las habitaciones de la casa y, según mantiene el Ministerio Público, el encausado aprovechó esta

circunstancia de adormecimiento para agredirla sexualmente. Se enfrenta a 8 años de prisión