Alicante

Robaban del tirón para luego salir de compras con las tarjetas que encontraban en los bolsos. ¿Las víctimas? Ancianos que portaban en un bolso sus carteras. La denuncia de la cajera de un comercio ha parado el día de compras en Alicante que había arrancado con el asalto a un hombre en la Albufereta.

Noticias relacionadas

Así presenta la Policía Nacional en un comunicado que recoge Efe el supuesto modo de actuación de los dos jóvenes de 18 y 21 años arrestados bajo los cargos de robo con violencia y estafa. La empleada del comercio dio voz la voz de alarma cuando a la hora de pagar los supuestos autores fueron probando varias tarjetas que iban siendo sucesivamente rechazadas.

La forma de actuar de los sospechosos llamó su atención. Uno de ellos tapaba de forma deliberada el nombre de la tarjeta y en su mano aparecían restos de sangre. La mujer se fijó en todo lo necesario para que la Policía Nacional pudiera perseguirlos. Les describió detalladamente su aspecto, explicó que se habían marchado con un ciclomotor e incluso pudo decir cuál era la matrícula del mismo.

Los agentes del Grupo Operativo de Respuesta de la Comisaría de Alicante Centro salieron rápidamente a su búsqueda. Gracias a la información que tenían consiguieron localizar pronto por las inmediaciones del comercio a dos individuos en un ciclomotor que coincidían con las características físicas que tenían. Los sospechosos, al ser conscientes de la presencia policial trataron de ocultarse en el interior de un portal.

Deprisa, deprisa

Los agentes policiales tenían que acelerar el trabajo. Si conseguían esconderse en una vivienda ya sería mucho más complicado atraparles. Todo el esfuerzo realizado y la ventaja que había aportado la rápida denuncia se perdería. Así que inmediatamente se lanzaron a por ellos y consiguieron interceptarlos en el portal.

Gracias a esta intervención se encontraron con las pruebas que finalmente determinaron su presunta participación en el robo con violencia ocurrido solo pocas horas antes en la zona de la Albufereta.  

A las nueve de la mañana de ese día, un hombre de 66 años se disponía a montar en su vehículo cuando dos personas le asaltaron desde una motocicleta. Con un fuerte tirón le arrebataron el bolso que llevaba en la mano y huyeron con él. Pese al ataque por sorpresa, la víctima pudo aportar las características físicas de los autores. Y en la denuncia señaló además que se habían llevado sus tarjetas bancarias. Las que luego hallaron los agentes en los arrestados.

La comprobación de los datos bancarios en las tarjetas les permitió ver que se habían realizado pagos en otros establecimientos de la ciudad, donde no fueron detectados. Los detenidos, además, habían demostrado cómo habían probablemente preparado la acción con medidas para cambiar de aspecto y dificultar una rápida localización tras cometer un delito.

Los detenidos, ambos con antecedentes previos, han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Alicante. En el proceso, según señala la Policía, los agentes averiguaron que estos mismos individuos podrían haber tenido también participación en otro hecho ocurrido en análogas circunstancias a finales de septiembre. Entonces la víctima fue otro hombre de 68 años de edad, esta vez en la cercana zona de Alicante Golf de Playa San Juan.