Elche

En las puertas del municipio alicantino de Crevillent se ha apostado una vecina harta de los retrasos de la concejalía de Urbanismo. Ataviada de un disfraz de esqueleto que ha acompañado de maquillaje y de una tumba de cartón, ha resumido en su pancarta su sentimiento de frustración: "Una que murió esperando la licencia de obra". 

Noticias relacionadas

La mujer, conocida en el pueblo por su faceta de cantante lírica, lleva, según ha podido saber este medio, unos diez meses de espera para poder hacer obras en su vivienda. Ahora, el alcalde de Compromís, José Manuel Penalva, promete revisar su expediente. 

Mientras, el grupo municipal del PP, principal partido de la oposición, ha aprovechado la particular concentración para volver a denunciar "el bloqueo que existe en la gestión municipal del área de Obras". El concejal titular del PP en la Comisión de Obras, Francisco Verdú explicaba que ya hace más de medio año, que el PP denunció por última vez "la desorganización del tripartito" que forma la coalición con el PSPV-PSOE y con los votos de L'Esquerra. 

Las cuentas de los populares pasan por más de 1.600 expedientes acumulados en estos momentos "y los propios arquitectos locales se quejaron en 2020 del retraso de un año en la concesión de las licencias". 

Así, aunque haya sido una sola vecina la que se ha manifestado, son numerosos los vecinos que sufren estos retrasos, reconocen fuentes municipales. En algunos casos se tratan de aquellos que quieren construir una vivienda y, en otros, de empresarios que tienen que esperar para ampliar sus negocios.

La mujer, en las fachada de la entrada del Ayuntamiento de Crevillent.

"Algunos de estos permisos son necesarios para poder dar de alta el agua definitiva en sus viviendas, o los expedientes extraordinarios de segunda vivienda con retrasos también importantes, que están perjudicando a aquellos que quieren regularizar la situación de su vivienda en el campo", señala el regidor del PP. “Y no sólo afecta a los vecinos, también las empresas de albañilería, fontanería, electricidad de Crevillent están siendo perjudicadas económicamente por estos retrasos, en un momento ya de por sí difícil”.

Respuesta del alcalde

El alcalde ha salido al paso de la concentración y de las críticas al PP para, en un principio, asumir "la responsabilidad política" de la situación. "No voy a hacer como se hacía antes en este ayuntamiento", en alusión precisamente al PP, durante 24 años al frente del consistorio. 

"Reconocemos que tenemos un problema de agilidad en determinados trámites administrativos como el del otorgamiento de licencias urbanísticas y de ocupación", ha dicho Penalva. La causa "evidente" la achaca a "la insuficiencia de recursos humanos" que pasan por un único arquitecto municipal.

Por eso se convocaron oposiciones este año y el municipio ya cuenta con un segundo arquitecto desde hace dos semanas. El primer edil también reconoce que se está dando el mismo problema de falta de personal en los servicios administrativos y jurídicos de Urbanismo, cuya solución pasa por contratar más empleados.

"Este gobierno ha hecho cosas para paliar la situación, pero no podemos hacer milagros en dos años cuando el gobierno anterior estaba 24", ha espetado Penalva quien ha llegado a decir que "parte de la responsabilidad es imputable a la dejadez durante tantos años del PP". Por lo tanto, ahora con dos arquitectos, esperan responder a las licencias "en dos o tres meses" máximo.