Valencia

Agentes de la Policía Nacional han esclarecido entre mayo y julio un total de 87 hurtos y 60 estafas llevadas a cabo por mujeres de países del Este. Estas actuaban como cogoteras, pegándose a sus víctimas para copiar los datos. Algunas de ellas contaban hasta con 30 detenciones a cuestas, ya que formaban grupos organizados y actuaban de manera itinerante en diferentes provincias.

Noticias relacionadas

Las delincuentes hurtaban dinero a mujeres de avanzada edad y dificultad de movimientos, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado que recoge Efe. A estas ancianas las captan en los alrededores de los bancos, esperando a comprobar cuáles están más desprotegidas. Una vez localizadas les sustraen el efectivo, la cartilla o la tarjeta bancaria, que utilizan posteriormente para retirar dinero.

Según su manera de actuar, una de las integrantes se sitúa cerca de los cajeros automáticos o de la ventanilla del banco para seleccionar a la víctima. Y, una vez que constatan que las víctimas han retirado el efectivo y dónde lo guardan, abandonan el lugar tras ellas y le indican a otra de las integrantes su objetivo, siguiéndolas hasta lograr sustraer el dinero, la cartilla o la tarjeta.

Las sospechosas obtienen el número de seguridad que tiene la tarjeta o cartilla para justificar las operaciones, que ya se lo han visto teclear en el cajero o en alguna compra que hayan realizado durante el seguimiento. Eso es lo que les permite una vez se han hecho con ellas, que las retiradas de efectivo en un cajero automático no necesiten de la aplicación de violencia.

Sin pensión

De esta forma, las ancianas víctimas no suelen reconocer a las autoras. Como explica la Policía después de analizar todas las denuncias recibidas durante estos meses, en la mayoría de las ocasiones no han visto quién ha sido la persona que les ha robado. El instituto armado recalca además que estos hurtos las dejan "en una situación muy vulnerable, ya que en muchas ocasiones el dinero que les sustraen es la cantidad integra de la pensión", según las fuentes.

La organización de estos presuntos grupos refleja la preparación que tienen para acometer sus acciones en intervenciones rápidas realizadas en poco tiempo. Para ello, se disgregan a su vez en grupos más pequeños formados por dos o tres integrantes. Como ha podido comprobar la Policía algunas de ellas cuentan con más de treinta detenciones por este tipo de hechos.

La Policía Nacional recomienda a las personas que acudan al banco o a los cajeros que oculten el momento en el que teclean su número secreto, al igual que si realizan una compra, y que lleven el dinero que retiren en un lugar seguro y cercano al cuerpo.