Orihuela

La Concejalía de Sanidad del Ayuntamiento de Orihuela ha terminado por instalar una carpa protectora para que puedan resguardarse del sol los pacientes que hacen largas colas en la puerta del Centro de Salud de la costa esperando a ser atendidos. Desde hace semanas los sindicatos llevan denunciando el colapso de la Sanidad pública valenciana ante la falta de refuerzos en vacaciones.

Noticias relacionadas

El Centro de Salud de la costa de Orihuela ubicado en Aguamarina está sufriendo una alta presión asistencial debido, entre otros motivos, a la realización de pruebas PCR y antígenos y a la campaña de vacunación contra la COVID-19. Esto traía consigo, explica el concejal José Galiano, que los usuarios tuvieran que esperar, en ocasiones hasta horas, bajo el sol soportando elevadas temperaturas propias de esta época del año.

Galiano explicaba que “nos hemos visto obligados a colocar esa carpa porque era casi inhumano aguantar así tanto tiempo. Una vez más queda claro la urgencia que la costa de Orihuela tiene de un segundo centro de salud para el que la Conselleria de Sanidad no da respuesta”.

También en invierno

El edil de Sanidad aclaraba que estas colas no se producen solo en temporada alta como se puede llegar a pensar, sino que se repiten también en los meses de otoño e invierno. No obstante, en estos meses la población del litoral sur de Alicante se cuadruplica.

“La presión asistencial que hay en verano es la misma que el resto del año. Este centro es insuficiente y a las dolencias propias de los pacientes, no solo los residentes, sino también los turistas, ahora se ha sumado el problema de la pandemia", señala el concejal.

"Aquí hay una población itinerante, cuando unos se van otros vienen, e incluso se triplican como se reflejan en los consumos de agua, luz y los residuos que generan. Durante el invierno más de cien mil personas residen en la costa de Orihuela y en verano superan las trescientas mil. Para atender a tanta población un centro de salud es totalmente insuficiente”, finalizaba José Galiano.

300.000 euros en ayudas

La Junta de Gobierno Local celebrada este martes ha aprobado las bases para la concesión de subvenciones destinadas a minimizar el impacto económico que la pandemia COVID-19 está suponiendo sobre pymes, micropymes, pequeños empresarios, autónomos y profesionales en el municipio de Orihuela.

La cuantía total destinada asciende a un importe total de 308.102,34 euros. Las bases de esta convocatoria se publicarán en el Boletín Oficial de la Provincia y en la Sede Electrónica del Ayuntamiento de Orihuela.