Alicante

Tres meses, ese es el plazo de tiempo que le ha dado Orihuela a Cataluña para devolverle el ‘Llibre dels Repartiments dels Terres entre Vehins de la Molt Noble e Isigne Ciutat de Oriola, fets per los sserenissims reys de Arago cuant a la Conquista. Era de 1310. Castella primer', el único testimonio que existe en la localidad oriolana (y en toda la Vega Baja) de los repartos de tierras que Jaime I hizo tras la reconquista, entre 1265 y 1314.

Noticias relacionadas

Actualmente en la Biblioteca de Cataluña, "donde permanece de forma totalmente irregular", señala el consistorio oriolano en un comunicado, el libro histórico fue sustraído del Archivo Municipal de Orihuela entre 1907 y 1908, según diversos autores locales, y posteriormente adquirido por la Diputación de Barcelona a un librero catalán, hacia los años 1920 a 1922.

El Ayuntamiento de Orihuela, gobernado por el PP, ha acordado este jueves en una declaración institucional firmada por todos los grupos con representación requerir a la Generalitat de Cataluña y a la Diputación de Barcelona para que se proceda a su devolución. En caso de no hacerlo en 90 días, el texto advierte que se encargará a la asesoría jurídica adscrita al Ayuntamiento "el ejercicio de las acciones extrajudiciales y judiciales que sean necesarias para obtener la devolución".

Reivindicación histórica

Lo cierto es que, desde el año 1931, el Ayuntamiento de Orihuela ha hecho innumerables gestiones para recuperarlo, siendo en 2010 la única vez en la que se consiguió el préstamo temporal del libro al Ayuntamiento. Entonces, durante tres meses (el tiempo máximo que permiten las leyes catalanas) se pudo ver en una exposición organizada por la concejalía de Cultura. 

Con el título ‘Historia y Leyenda en el Origen de la Orihuela Foral’, que se celebró en la Sala Museo San Juan de Dios entre el 23 de abril y el 25 de julio de ese año, miles de visitantes acudieron interesados por este documento histórico. 

Tribunal Supremo

Continúa la declaración institucional aprobada por el pleno señalando que el pasado día 13 de enero de 2021, por la Sala Primera del Tribunal Supremo, recurso de casación número 312/2918, se vino a dictar sentencia en el procedimiento instado por el Ayuntamiento de Villanueva de Sijena y la comunidad autónoma de Aragón frente al Museo Nacional de Arte de Cataluña y la Generalitat de Cataluña en cuanto a la nulidad de la compraventa de obras de arte del Monasterio de Sijena.

El Tribunal Supremo vino a ratificar la Sentencia de la Audiencia Provincial de Huesca de 30 de noviembre de 2017 y la Sentencia del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº1 de Huesca de 8 de abril de 2015, sentencias que venían a declarar en su fallo la nulidad de pleno derecho de las compraventas por la Generalitat de Cataluña en 1983 y 1992 y por el Museo de Arte de Cataluña con fecha 1994 y que la propiedad de los bienes objeto de dichos contratos es de la Orden sanjuanista del Real Monasterio de Sijena, reintegrándose de este modo al propietario la posesión de material y, por lo tanto, el traslado de los bienes al monasterio con imposición de costas a las partes demandadas.

"Es el momento"

Según esto, desde los grupos municipales del Ayuntamiento de Orihuela, “creemos que, a pesar de los esfuerzos realizados durante tantos años para recuperar nuestro patrimonio y un elemento bibliográfico identificador de nuestra historia y de las razones de la existencia de Orihuela, dichas acciones no han podido ir más allá de tener una cesión temporal de dicha obra, por lo que es el momento de iniciar otras actuaciones que tiendan a poner fin al expolio que sufrió nuestro patrimonio con aquella acción de sustracción que se produjo a principios del siglo XX".

"Es el momento de exigir la devolución de nuestro ‘Llibre dels Repartiments’, para que vuelva, esta vez para siempre, a donde nunca debió salir, a nuestro Archivo Municipal, y ello para conocimiento, estudio y deleite de nuestros vecinos y vecinas y de todas las generaciones futuras que quieran conocer el origen de nuestros ancestros y de nuestra ciudad”.

Finalmente, se ha acordado elevar la moción a la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte de la Comunidad Valenciana así como al Consejo Valenciano de Cultura para que se unan a esta petición y el apoyo técnico e institucional para las acciones que se tengan que emprender con el fin de recuperarlo.