Elche

El fuego se ha convertido este miércoles en el chivato que ha delatado la actividad ilegal que se estaba realizando en los bajos de un chalé de Elche. Los hechos han ocurrido en torno a las 8:34 horas de la mañana, cuando una dotación del consorcio provincial de bomberos de Alicante se ha desplazado a la partida de Maitino de esta ciudad alicantina, donde abundan viviendas de alto standing. 

Noticias relacionadas

Durante aproximadamente cuarenta y cinco minutos, seis bomberos del parque de Elche, un cabo y dos sargentos han estado sofocando las llamas focalizadas en el sótano del "chalé de grandes dimensiones", señalan fuentes del cuerpo de bomberos dependiente de la Diputación de Alicante. Rápidamente, el aparatoso incendio ha alcanzado al resto de plantas del inmueble, afectan a las tres, incluido el sótano. 

Cuadro eléctrico 

Estas mismas fuentes apuntan como posible origen del incendio que "el cuadro eléctrico de la casa no habría podido soportar la gran demanda de energía que se hacía y acabó por prenderse".

Se da la circunstancia de que, para este tipo de plantaciones en interior, y más en un caso como el de esta vivienda cuyo gran tamaño hace pensar en que el cultivo era también de grandes extensiones, se ha de utilizar un consumo de luz elevado, por lo que no se descarta un enganche fraudulento a la red, una práctica habitual. 

En búsqueda

Los bomberos que han acudido a sofocar el incendio se han encontrado con la vivienda vacía, por lo que han trasladado los hechos a la Policía Nacional de Elche, competente en la pedanía. Consultados a los agentes, sostienen que están "trabajando sobre el terreno", por lo que no destacan varias detenciones en las próximas horas. 

El cultivador o cultivadores de esta plantación se habrían hecho valer de la discreción que existe en este tipo de edificaciones, cuya amplia separación en el vecindario habría actuado como aliado frente al fuerte olor que desprende la hoja de cannabis. 

En un hotel

Este suceso de Elche llega pocos días después de que la Guardia Civil de Alicante detuviera al regente de un hotel en Villajoyosa por utilizar la planta inferior del establecimiento como cultivo de 650 ejemplares de cannabis sativa en su fase de maduración.

Como en el caso ilicitano, el pequeño hotel se encontraba en una zona apartada. Sin embargo, el dueño, que mantenía oculta la plantación con plásticos negros y disimulaba el olor con filtros de aire, trató de compaginar su negocio ilegal con el del hospedaje, encontrándose en el momento de la detención cuatro habitaciones ocupadas por clientes.